Marketing + Comunicación

LinkedIn Tips: ¿Qué foto elijo para mi perfil profesional?

Foto perfil LinkedIn

¿Alguna vez te has preguntado cómo debe ser la imagen de tu perfil de LinkedIn? No existe un decálogo de buenas prácticas que puedas consultar en la biblioteca de tu barrio (sí, los libros en papel siguen existiendo 😉 ) Pero sí te voy decir algo muy importante: LinkedIn no es Facebook.

 

Grábate esta frase y aplica el sentido común porque, ¿sabes una cosa? Se trata de una red de networking, no de ocio. Y queda un poco raro aparecer con el perro entre tus brazos o con unas gafas de sol enoooorrrmes como la paisana de la imagen de cabecera.

 

Mi intención es, a través de un artículo más informal, ayudarte a que tu perfil sea lo más profesional posible y evitar que una foto poco apropiada pueda cerrarte puertas en un futuro.

 

Por supuesto, se trata de mi humilde opinión y he querido hacerlo lo más divertido posible (aunque a lo mejor piensas que no tengo ninguna gracia 😐 ) Lo importante es que tú te sientas cómodo ¡faltaría más!

 

Pero creo que merece la pena cuidar un poquito este detalle ¡Vamos a ello!

 

17 tipos de fotos a evitar en LinkedIn

 

 

17 tipos de fotografías que deberías evitar en tu perfil de LinkedIn

 

#1 ¿Dónde estás que no te veo?

De acuerdo: el aspecto físico no debe ser un condicionante a la hora de conectar con un usuario, pero tampoco tiene nada de malo que te veamos la cara, ¿no? Recuerda que es una red de networking y la utilizas para un fin muy concreto.

 

Según la propia red social “puedes añadir una fotografía a tu perfil para ayudar a otras personas a reconocerte”“los miembros con una foto de perfil en LinkedIn pueden obtener hasta 14 veces más visualizaciones de perfil que los miembros sin ella”.

 

Bonus track: ¿Me equivoco si afirmo que, una de las primeras cosas que hiciste al crear tu cuenta en Facebook, fue buscar tu foto más molona? Dedica un poco de tiempo a cuidar este detalle.

 

LinkedIn no es la barra de un bar

 

#2 Deja las copitas y los puros para otro momento

¡Caca! ¿Te parecería normal que alguien se presentase a una reunión o una entrevista de trabajo saboreando una copa de Chivas?, ¿y fumando un Habano?

 

¡Seamos serios! Fúmate los puritos que quieras, bebe lo que te apetezca (¿eres de los que se ha apuntado a la moda del Gin Tonic?) pero no muestres esos momentos de euforia en una red como LinkedIn.

 

 

#3 Con mis mejores galas en las BBC (bodas, bautizos y comuniones)

Sí, es cierto. No hay nada como un buen moño súper cuqui de la muerte, pero no es sensato que tu foto de perfil sea la de la boda de tu mejor amiga en la que cumpliste con tu papel de testigo.

 

Que LinkedIn sea una red social más seria por sus connotaciones profesionales no da lugar a que en esa imagen se te vea engalanado hasta la médula. Evita las fotos tipo BBC.

 

Como siempre recomiendo, echa mano del sentido común: utiliza ropa que uses habitualmente acorde con tu sector profesional o al puesto al que quieras aspirar (en el caso de buscar empleo) y con la que te sientas cómodo. La clave está en encontrar un término medio: ni el traje de tu boda, ni la camiseta de faena de los domingos.

 

¡No seas Lady Gaga!

 

#4 Lady Gaga en LinkedIn  😎 

¡No salgas con las gafas de sol puestas! Que no parezca que eres Lady Gaga intentando pasar desapercibida por las calles de Nueva York. Esas fotos son típicas de Facebook, pero no de LinkedIn… ¡alma de cántaro!

 

LinkedIn no es un concurso de fotos de paisajes ¡Debes ser visible!

 

#5 La foto paisaje… ¡el del fondo soy yo!

LinkedIn no es un concurso de talentos sobre fotografía paisajística. A veces me cuesta encontrar a alguien entre tanta montaña, arbusto y puente romano ¡Venga! Seguro que tienes a mano una foto un poco más guay 😉

 

 

#6 Primerísimo primer plano (o la microfoto)

¡Mierda! Ahora que vas a crear tu cuenta no encuentras ninguna imagen que sea aceptable… ¡ni se te ocurra reducir a la mínima expresión aquella foto del viaje a Londres!

 

Sí, lo sé: se te ve feliz y con una sonrisa digna del mejor anuncio de dentífricos, pero ten en cuenta que la imagen de perfil tiene unas medidas de 100×60 píxeles. Así que si pretendes recortarla al máximo sólo mostrarás un primerísimo primer plano de tu cara (y se podrán contar los pelillos de tu nariz)

 

Te recomiendo estas dos lecturas de Trece Bits y Adecco para complementar este post.

 

¿No dejas a tus amigos ni a sol ni a sombra?

 

#7 Éste soy yo (y el brazo de la izquierda es de mi amigo Juanillo)

Juanillo es un amor: es tu amigo desde la infancia, conoce todos tus secretos, ha estado a tu lado en los momentos más importantes… pero por una vez en tu vida… ¡deja descansar a Juan, por favor!

 

Descarta las imágenes en las que aparezcan partes del cuerpo de otras personas (brazos sobre los hombros, manos, caras…) Aunque sean de tu mejor amigo: ¡evítalo!

 

 

#8 La foto impresionista

Intenta que la imagen tenga una calidad mínima y no quede pixelada. Recuerda que tu cuenta en LinkedIn está formada por un conjunto de factores: extracto, educación, experiencia, aptitudes, logros… ¡y tu imagen!

 

Una foto al estilo impresionista en la que apenas se puedan distinguir tus rasgos puede entorpecer un futuro contacto o afear tu excelente perfil profesional.

 

Evita, por ejemplo, escanear fotos muy antiguas o el culmen de la imaginación: hacer una foto de otra foto (te lo juro por Snoopy. El flash de la cámara lo delata todo)

 

¡Venga! Te voy adelantando una infografía…

 

Infografía: 17 fotografías que no deberías utilizar en tu perfil de LinkedIn

Infografía: 17 fotografías que no deberías utilizar en tu perfil de LinkedIn

 

#9 La revista de decoración

En estas fotos se puede palpar qué estilo de decoración va contigo: moderno (tipo Ikea) o más clásico (con papel pintado a lo Cuéntame cómo pasó)

 

¡No te hagas fotos en el sofá de tu casa ni con la lámpara de Ikea de fondo! Ningún elemento debe distraer la atención, y menos el mobiliario de tu salón.

 

¿Vives en el lejano oeste?

 

#10 Wanted: dead or alive

Si prefieres la traducción al castellano más puro: la foto acelga. Y te estarás preguntando: ¿qué es una cara de acelga, Beita?

 

El mejor ejemplo: la que ponemos en el carnet de identidad después de las instrucciones del fotógrafo → quítate las gafas, mira al frente, sube la barbilla, ¡nooo! bájala un poco que pareces un legionario, no sonrías pero tampoco frunzas el ceño, baja los hombros, apártate el flequillo de la cara, pon la cabeza recta

 

¿Te suena, verdad? ¡Pues esa es la cara de acelga! La que expresa: el fotógrafo me está tocando los cojones y me lo voy a cargar en cuanto me deje levantarme de este potro de tortura.

 

 

#11 El turista empedernido

Es esa clase de fotos a la que añadiría un audio tipo: “al fondo puedes ver el puente de Brooklyn. El puente de Brooklyn empezó a construirse en el año 1870 para unir Manhattan con…”

 

¿Te gusta meterte en el papel de guía turístico? En la foto de perfil de LinkedIn procura ocultar esa pasión viajera. No olvides que se trata de una red de networking.

 

Deja los selfies para las reuniones con amigos

 

#12 El selfie adicto

Sí, lo reconozco: yo también me hago selfies de vez en cuando (y desde mucho antes de que se pusiesen de moda) Pero este tipo de fotografías no son (a priori) las más adecuadas para LinkedIn.

 

Hay auténticos maestros del selfie que son capaces de tomar instantáneas casi imposibles, pero si no se te da bien esta técnica… ni siquiera con un palo-selfie… ¡déjalo!

 

Lo peor que puedes hacer es utilizar una foto en la que se ve tu brazo estirado e intentando mantener la compostura (porque te das cuenta que no eres de goma 😀  ) Además, este tipo de imágenes, no sé por qué, suelen recordarme bastante a los planos picados de Ciudadano Kane 😉

 

Si finalmente te decantas por los selfies (llámese por falta de tiempo, de ganas o porque eres súper coqueto de la muerte) cuida los detalles. ¡No!, ¡nunca!, ¡jamás de los jamases! te hagas un selfie en tu coche (y menos si vas conduciendo 😯 ), ni en una terraza de verano, ni en la playa. ¿Captas la idea?

 

Utiliza otras secciones de LinkedIn para el deporte

 

#13 El deportista

Te encanta el deporte: tienes un revés en tenis que ya quisiera el mismísimo Federer, haces virguerías con tu tabla de snow y dominas el caballo en tus clases de equitación.

 

Vale. Eres una persona sana y estás en una forma envidiable, pero LinkedIn no es el lugar más apropiado para sacar músculo ni mimetizarte con la nieve de los Alpes suizos.

 

Si quieres destacar tu pasión por los deportes puedes hacerlo en otras secciones de tu cuenta, pero no lo pongas en valor en tu imagen de perfil (a no ser que te dediques profesionalmente al mundo del deporte)

 

LinkedIn no es Top Gear

 

#14 Top Gear

Tu coche o tu moto te han valido una pasta y estás endeudado hasta el cuello con el banco por darte ese caprichito. Lo entiendo: es tu tesoro más preciado. Pero una imagen en la que se te ve montado en tu Scooter o sentado en el capó de tu BMW Serie 5 no es muy apropiado.

 

Sustituye la moto o el coche por tu silla y tu mesa en la oficina: tu perfil y la impresión que causarás va a mejorar considerablemente.

 

Tu familia y tu mascota son adorables, pero…

 

#15 La familia bien, ¡gracias!

¿Te presentarías a una entrevista de trabajo de la mano de tu madre?, ¿o a una reunión rodeado de tus hermanos?, ¿llevarías un transportín con tu mascota y la sacarías a pasear en cualquiera de las dos situaciones anteriores?

 

La vida online no difiere tanto de la offline. Así que piensa si, como candidato a un puesto de trabajo o como director de un proyecto que busca financiación, acudirías a una cita con un Yorkshire en tu regazo o acompañado de tus familiares.

 

 

#16 Con mi chandal y mis tacones… ¡arreglá pero informal!

A lo mejor no te acuerdas de esta canción, pero en su día la cantante Martirio (muy famosa en España) popularizó esta sevillana que tiene mucha guasa: “Con mi chandal y mis tacones, arreglá pero informal, domingo por la mañana y él me saca a pasear…” ¡¡Oooleeeeee!!

 

Creo que este punto no necesita de mayores explicaciones: olvídate del chandal y de la gorra que te da ese aire y ese flow. No es necesario que te engalanes, sólo que dejes de lado esa faceta más informal y dominguera.

 

 

#17 El postureo adolescente

Seguro que tienes algún primo, vecino, hijo de un amigo… en esa edad tan maravillosa como complicada: la adolescencia

 

¿Y cómo son las fotos de esos adolescentes? Posturita va, posturita viene… ahora pongo morritos, ahora te miro de manera seductora, ahora pongo cara de estar buenorro…

 

Sé todo lo natural que puedas en este tipo de imágenes. Para hacer el moñas ya tienes otras redes sociales 😉

 

7 consejos para petarlo con tu foto de perfil

 

7 consejos para elegir tu mejor foto de perfil

 

Seguro que estás pensando ¡joder, Beita, esto es más complicado de lo que pensaba! ¡Yo sólo quiero estar en LinkedIn y no desentonar! No te preocupes. A continuación te dejo una serie de consejos para que tu imagen de perfil no sea, precisamente, lo que llame la atención:

 

#1 Sentido común

Aplica el sentido común y guíate por tu olfato offline: ¿presentarías un proyecto o un currículum vestido con el pijama de Bart Simpson (por muy favorecido que salgas)? Ahí tienes la respuesta.

 

Como te decía más arriba, utiliza ropa acorde con tu sector profesional o al puesto que quieras aspirar y, sobre todo, con la que te sientas cómodo. Cuida tus posturas y tus expresiones faciales.

 

Échale una pizca de imaginación

 

#2 Échale imaginación

No todos tenemos un despacho en el trabajo que nos dé cierta intimidad. En este caso busca un lugar neutro que no desentone.

 

Una pared blanca/de color, delante del logotipo de tu empresa, en tu mesa de trabajo (evita que salgan tus compañeros como atrezzo o demasiado mobiliario), una zona exterior (sin elementos que distraigan), un rincón de tu casa libre de cortinas y lámparas emperifolladas…

 

Sólo tienes que echarle un poquito de imaginación.

 

Smile!

 

#3 ¡Sonríe!

Lo ideal es que sonrías y que muestres tu cara lo más relajada posible. Pero si te va a salir tan forzado que vas a parecer el mismísimo Sheldon Cooper, olvídalo. Ante todo debe predominar la naturalidad.

 

 

#4 ¿Has pensado en el blanco y negro?

Las imágenes en blanco y negro dan un toque especial a tu perfil. Considéralo como una opción a tener en cuenta a la hora de crear tu cuenta en LinkedIn.

 

Juega con los colores y la iluminación

 

#5 Uso de los colores y de la iluminación

Si te vas a hacer una foto en un fondo blanco o de color pastel, procura llevar ropa de colores más oscuros (para no perderte en ese fondo cual mimo en una puerta giratoria) Los expertos aconsejan siempre esta opción.

 

Si, por el contrario, optas por un fondo oscuro es mejor que tu ropa sea de tonalidades claras (tampoco es cuestión de parecer Batman por las siniestras calles de Gotham)

 

En cualquiera de los dos casos, procura que la iluminación sea la mejor posible.

 

Elige tu mejor pose: de frente o de perfil

 

#6 ¿De frente o de perfil?

En cuanto a si es mejor mirar a cámara o no… ¡lo dejo en tus manos! He visto imágenes preciosas de compañeros que no miran al frente y otras un poco más descuidadas. Creo que estas instantáneas deben estar planificadas para evitar captar movimientos inesperados.

 

Si vas a apostar por este tipo de fotos intenta que no sea un momento robado, sino más bien planificado ¡Mari Pepi, mira a tu izquierda a la de tres… flash!

 

En este caso, los expertos aconsejan siempre por una mirada dirigida hacia la cámara pero si te gusta este estilo también puedes mezclar ambos formatos: mira a cámara con tu cuerpo ligeramente ladeado.

 

Bonus track: ¿Prefieres aparecer de perfil? Mi compi RaMGoN te da un tip súper chulo → Mira hacia la derecha para inducir al receptor a poner la atención en lo que tiene delante. Así no parece que estás dando la espalda a la actualización que estás publicando. Si quieres más info pásate por los comentarios de este post. Y, si no conoces a RaMGoN, te invito a que visites su blog. Es un verdadero crack 😉

 

 

#7 Mejor una imagen real que un logotipo

Si gestionas tu perfil personal te recomiendo que uses una imagen real de tu rostro y no un logotipo. Puedes destacar el puesto que ocupas en el titular profesional.

 

En cambio, si gestionas la página de una empresa, utiliza el logo de la compañía.

 

¿Prefieres los consejos en forma de infografía? ¡Hoy estoy que lo regalo, oigaaaaaa! Aquí los tienes (y de la mano, nada más y nada menos, que del Doctor Sheldon Cooper  😀 )

 

Infografía: 7 consejos para elegir tu mejor foto de perfil en LinkedIn

Infografía: 7 consejos para elegir tu mejor foto de perfil en LinkedIn

 

 

Y hasta aquí el post de hoy. Esta vez he tardado en regresar al blog porque estaba de resaca cumpleañera (¿no has leído el post del aniversario de Maycom?), pero cuando vuelvo lo hago con fuerza.

 

Ahora, cuéntame: ¿se te ha ocurrido la idea de subir una foto haciendo el moñas?, ¿eres de los que pone cara de estar bailando twerking? ¡Nos vemos más abajo!

 

 

Imagen de cabecera: Gratisography.com

Imágenes de viñetas e infografía I: Freepik.com

 

Autor

Beatriz Peña García

Soy periodista de vocación, marketera por una carambola del destino y madre de esta criatura llamada Maycom Tales. Curiosa empedernida, me gusta irme a la cama con una nueva lección aprendida.
Mi sueño es sentarme en un escalón cualquiera de Nueva Orleans y escuchar los acordes de una armónica y una guitarra tocando el blues más puro.

¿Me cuentas algo?

14 + 18 =

Información acerca de la Política de Privacidad de este blog

Responsable: ¡Yo misma! Beatriz Peña García.

Finalidad: necesito estos datos básicos (nombre y mail) para moderar y responder los comentarios que dejes en este post.

Legitimación: tu consentimiento

Destinatarios: tus datos serán alojados en los servidores de Raiola Networks (mi proveedor de hosting) y que cumple con el RGPD.

Tiempo de conservación de tus datos: en cuanto me lo pidas, los elimino ¡sin más!

Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos en cualquier momento, así como a presentar una reclamación ante la autoridad de control (AEPD)

Información adicional: puedes consultar info detallada sobre Protección de Datos Personales en mi web + info

34 comentarios

  • Beatriz! gracias por los consejos, muy interesante y cuánta razón llevas, mi marido siempre siempre se ha fijado en esos detalles y he optado por hacerle caso y me la he puesto en blanco y negro y he dejado el mojito de lado jajaja ( es broma lo del mojito)

    Un saludo desde Barcelona.

    • ¡Hola Nadia!
      Jajaja! Qué bueno lo del mojito, jijiji!

      Me parece genial que hayas hecho caso a tu marido y que cuides algunos detalles de la imagen de LinkedIn. Ni que decir tiene que si eres buen profesional, lo vas a ser igual independientemente de la foto. Pero una imagen más de “andar por casa” o más propia de Facebook te puede cerrar puertas. Y estas cosas no cuesta nada hacerlas bien.
      Además, LinkedIn es una red profesional ¿por qué no hacer uso de ella de una manera profesional? Los mojitos es mejor dejarlos para Facebook o Instagram. O mejor Snapchat, que no deja huella 😉

      Gracias por venir, Nadia. Un abrazo para ti (y para tu marido, jeje!)
      Un besazo desde Guadalajara!!

  • Muy bueno, gracias por los consejos. Yo contraté hace algunos años los servicios de un fotógrafo español afincado en Londres que al menos por aquel entonces se dedicaba a hacer precisamente esto, fotos para perfiles en plan express y lowcost. Creo que debo renovarme porque quizás se lleva ahora otro estilo, pero sin duda fue una buena inversión.
    Con el permiso de Beatriz os indico un breve post en el que podéis conocer algunas formas de hacer que nuestra imagen aparezca cuando escribimos por ahí desde un punto de vista técnico. Es decir, how to.
    http://www.diegocmartin.com/usar-nuestra-imagen-cuando-comentamos-o-aparecemos-en-resultados-de-busqueda/
    ¡Hasta pronto!

    • ¡Hola Diego!
      Si la memoria no me falla (mi marido se suele quejar de eso constantemente, jejeje!) es la primera vez que pasas por aquí a comentar, así que ¡bienvenido, Diego!

      Me alegra muchísimo que te haya gustado el post y que los consejos te sean de utilidad. Sin duda, la idea que aportas sobre utilizar los servicios de un fotógrafo profesional es muy buena. Es una de las maneras de apostar por una buena imagen personal. Se trata de una excelente inversión.

      He estado leyendo tu post y me parece muy instructivo y que puede ayudar a muchas personas. Quizá la gente crea que sólo los que tenemos un blog podemos optar a mostrar nuestra imagen en los comentarios, por ejemplo. Y creo que lo tratas de una manera muy sencilla para que pueda entenderse ¡Gracias por el aporte!

      Gracias por pasarte, Diego ¡Feliz fin de semana!

  • ¡Hola Bea!
    Ya he vuelto a la normalidad después del inconveniente con el pc y aquí estoy como te prometí. El toque de humor que le has dado al post está genial. Das buenos tips y encima haces que lo pasemos bien leyéndolo.
    A ver si renuevo mi foto de perfil, pero es que prefiero hacer fotos yo a que me las hagan a mí jejeje! Me quedo, sin duda, con las fotografías en b/n son las que más me gustan.
    Un abrazo enorme.

    • Hola Natalia!!
      Cómo me alegro que se haya solucionado el tema del pc. Hasta que no nos pasa algo así, no nos damos cuenta de lo que supone estar sin ordenador. Me alegro mucho de que estés en modo operativo!! De hecho, he visto que tienes nuevo post 😉 A ver si consigo ponerme al día y me paso por allí a visitarte.

      Bueno, ya sabes que siempre intento arrancar alguna sonrisilla y saber que os hago pasar un rato divertido me hace tremendamente feliz.

      Tú eres de las mías, jajajaja!! A mí es difícil pillarme en una instantánea y prefiero estar detrás de la cámara. Cada vez que alguien me dice: “Beita, una foto”, marco el récord mundial de los 100 metros lisos 😂😂

      Ummm, ¿te gustan también las fotos en b/n? ¡Bienvenidaaaaaaa! Le dan un toque muy chulo. A mí, desde luego, me encanta 😊😊

      Jooo, muchas gracias por pasarte después de tantos días. Es un detallazo por tu parte, compi.

      Un besazo y gracias mil por estar siempre ahí!! 😘😘😘

  • Hola Beita!!

    Madre mía cuánto tiempo sin verte escribir por aquí, y qué ilusión me ha hecho!! 😀

    Me ha encantado el post, y por supuesto me he reído mucho 🙂

    La verdad es que elegir la foto de LinkedIn es todo un arte, sobre todo porque una mala elección puede estar cerrándote puertas y tú sin saberlo!

    Lo de la foto en blanco y negro me ha parecido una idea muy buena! La verdad es que siempre había dudado de si era bueno usar esa técnica o no, pero ya veo que sí 😉

    En fin guapetona, que me alegro de verte otra vez por aqui! 🙂

    Un abrazo mu fuerteeeeee!

    • Hola mi Borjiiii!!
      Últimamente me lo estoy tomando con mucha filosofía y tranquilidad. Así estoy más tranquila y creo que puedo (al menos lo intento) ofreceros algo mejor.
      Perdona por tardar en aprobarte el comentario y responderte, pero han surgido unas cosillas personales que me han absorbido durante un tiempo. Sorry, mi niño!!

      ¡No sabes cuánto me alegra que te hayas reído! Ya sabes que siempre intento arrancar una sonrisa, pero no siempre es fácil, jejeje!

      Creo que la clave de elegir una buena foto en LinkedIn está en desechar la idea de que es una red social más. Si tienes claro para qué sirve y los fines que tiene enseguida te das cuenta que la foto de Facebook no tiene lugar en esta red.
      Verás, últimamente estoy viendo actualizaciones en LK que no me encajan, que me chirrían bastante y esto es debido a que la gente piensa que es una red en la que se puede publicar todo o casi todo. Con la foto ocurre igual.

      Tú eres del club b/n como RaMGoN y yo, jejeje!! A mí me pirra este tipo de foto. Antes llamaba más la atención porque era un formato más novedoso, pero hoy en día sigue siendo llamativo y diferenciador y, para mí, le da un toque genial al perfil.

      Bueno, mi niño. A ver si me pongo un poco al día y me paso por tu blog. Ya he visto que tienes dos entradas nuevas y eso es imperdonableeeee!!

      Un besazo muy grande, Borji y millones de gracias por venir. Muuuuuaaaaaacckkkk!!!!

  • Hola Beatriz, ya tardaba yo en pasarme por tu blog, se me había pasado por completo este post… Ya tengo delito…

    Bueno, me parece que el tema da mucho mucho juego, y porque no te has atrevido a poner ejemplos de fotos reales de malas fotos (por ser buena persona) que si no ya las risas ni te cuento. Creo que te has debido dejar pocos ejemplos de malas fotos.

    En los consejos que das ya intuirás que yo soy fan del B/N, ¿no se nota verdad? Pero además voy a sumar un consejo o apreciación más que suelo decir siempre en estos casos que trato con fotos de perfil respecto a de frente o perfil. Correcto en que de frente bien, pero entre perfil a un lado u otro hay sutiles diferencias. Te pregunto, ¿si en este comentario apareciera mi foto de perfil mirando hacia la izquierda en lugar de hacia la derecha como ahora no crees que daría más la sensación de dar la espalda a mi propio texto? Es un mensaje subliminal, de perfil mirando hacia un texto o un objeto en cualquier foto siempre causa en el receptor la sensación de que nos está induciendo a poner la atención en lo que tiene delante. Es un concepto fotográfico de encuadre y composición más extenso y seguro que mejor explicado de lo que yo lo he hecho.

    Bueno, que me ha gustado mucho el post y ya tú hazte la foto mirando para donde quieras jaja

    • Hola RaMGoN!
      Lo primero darte las gracias, millones y millones de gracias por tu paciencia y tus palabras de cariño. Han sido unos días un poco raros, pero aquí estoy de nuevo. Gracias por todo, de verdad.

      Lo cierto es que no quise poner ninguna foto real porque no es plato de buen gusto, jeje, pero ejemplos de malas fotos los hay a patadas y a cada cual más esperpéntico.
      Oyeeee! Tu consejo me parece un consejazo RaMGoN!! Qué razón tienes!! Me imagino tu foto mirando hacia a la izquierda y me da la sensación de estar más oculto de cara a la gente, como dando la espalda ¡genial, compi! No había caído en ello y es algo que de manera inconsciente lo aprecias. I like it!!

      Me encantan tus comentarios, compi. Siempre nos haces pensar y añades muchísimo de valor a los post. Eres un crack!!

      Gracias por venir, por comentar,por compartir y aconsejar y por tu paciencia y apoyo en estos días!!
      Un besazo grande murcianico 😉

      • Ostras que me has respondido…

        Bueno intento siempre comentar aportando algo, aunque reconozco que no siempre es posible.

        Lo de la imagen de perfil a un lado u otro es una de esas cosicas que como aficionado a la fotografía aprendí y que me llevo al terreno de las redes sociales siempre que puedo.

        Me alegro que ya todo te vaya mejor. Para eso estamos los bloggers de fátigas, para apoyar cuando haga falta 😉

        Un abrazo

        • Jejeje!! Te he respondido hace un ratito, no te creas. Hoy he empezado a salir del letargo y de la desconexión forzosa. Para mí siempre aportas algo. Bueno, más que algo: aportas un huevo, RaMGoN!!
          Pues me parece que has hecho muy bien en llevarte a este terreno lo aprendido en el campo de la fotografía. Muy buen aporte y, si no te importa, me lo llevo al post y actualizo la entrada con tu consejo, ¿okis?

          Gracias, compi-blogger! Ya sabes que me tienes aquí para lo que necesites.
          Otro abrazo de vuelta 🙂

  • Hola Bea!

    No sabes cuántas veces habré pensado yo: “¡¡vaya tela!!”

    Lo de las gafas de sol de tamaños inmensos es la coña. Muchos parece que están escapando de la policía jajaja

    Vaya gracia me ha hecho lo la cara acelga. Yo uso una expresión similar: “transmito lo mismo que una acelga” Es la que uso cuando estoy en pleno bloqueo y las palabras transmiten lo mismo que el corcho.

    La verdad es que es un tema complicado el de las fotos. Vamos, yo casi siempre salgo en modo “terrorista” total. Para sacar la foto que tengo, me tuve que hacer dos sesiones de fotos y en cada una, unas 30 ó 40. Que la cámara no me quiere, que le vamos a hacer.

    Muy divertido Bea!

    Un abrazo

    Cova

    • ¡Hola Covita!
      Jajaja!! Ya que la acelga no se come mucho habrá que utilizarla para otras cosas, ¿no?
      Puf, no me quiero ni imaginar lo que tardaste en hacerte tu foto. Si a mí, que estaba sentada delante del ordenador me costó una mañana entera, tú que tenías que aguantar la postura señalando a cámara ni te cuento, jejeje!!

      Yo aproveché que mi marido estuvo toda la mañana fuera para que no me viera haciendo el moñas delante de la cámara. Si no lo repetí 10 ó 15 veces no lo repetí ninguna. A veces salía con los ojos cerrados, otras con la sonrisa al más puro estilo Sheldon Cooper. Incluso intenté apoyar la cara sobre mi mano para darle otro aire, pero no hubo manera… A mí la cámara tampoco me quiere. Y, si te digo la verdad, tampoco hago porque entenderme con ella. Es ver un flash y la cabeza me da vueltas como la niña del exorcista, jajaja!!

      Pero vamos, que me digas que la cámara no te quiere con lo guay que te salen los vídeos!! ¡Válgame dios! Si estás hecha una crack, Covita!! Ni en mis mejores sueños saldría yo con ese desparpajo que tienes ¡ole!

      Me alegro que te haya gustado, compi. De eso se trataba: de intentar ayudar sin que nadie se sintiese ofendido y de hacer pasar un buen rato.

      Mil gracias por venir, compartir y comentar, guapaaa!!
      Besos y abrazos amorosos!!

      PD: Tengo pendiente leer tu post sobre marca personal ¡Pinta genial! 😉

  • Hola Bea,

    Pedazo de post y pedazo de infografía, amiga. Me ha encantado y además, he aprendido de lo lindo. Me queda claro lo que NO tengo que hacer la próxima vez que elija foto para LinkedIn.

    Me llevo la infografía de paseo por mi redes. ¡Enhorabuena otra vez!

    • ¡Hola Carmen!
      ¡Qué alegría tenerte aquí, compi! No sabes la ilusión que me hace.
      Que sepas que la primera infografía fue la que cambié al leer tu post y, aunque no ha quedado ni mucho menos tan espectaculares como las tuyas, ha mejorado considerablemente, jejeje!! Como ves, me cuesta mucho salir de los tonos pastel, pero intentaré poco a poco atreverme a hacer cosas tan chulas como las haces tú. Y a ver si saco tiempo y arrojo para hacerlas en un programa de diseño.

      A mí me encanta que te encante, jejeje!! Y es un subidón recibir por tu parte una crítica tan positiva ¡Muchas gracias, preciosa!
      Y si he conseguido enseñarte algo (poco puedo enseñar a una crack como tú) me doy por satisfecha.

      Gracias, mil gracias Carmen!! Conocerte ha sido un verdadero placer ¡Un besazo y mil gracias otra vez!

  • ¡Esa Beaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

    Ya ves que me hecho de rogar para comentarte el post, tal y como tú lo has hecho al volver por aquí! 😛

    Bueeeeeeeeeno, a eso se le llama volver por la puerta grande, ¿no? Menudo post!! anda que yo hago uno de estos y no sé si sobreviviría!!

    tenía escrito en mi libreta de notas hablar algún día de algo similar, pero ahí está en la nevera esperando…
    Considero que es súper importnate hacer un buen uso de LinkedIn, te encuentras cada cosa por ahí…
    Como odio los postureitors que confunden LinkedIn como una red más del cachondeo padre y del ligoteo. No son concientes de la pedazo de huella que dejan por ahí y que luego les puede pasar factura…

    Vamos, yo si tuviera que seleccionar a candidatos, a perfiles con fotos como las que nombras aquí las descartaba a la primera!! Lo más cachondos son los que salen con su perrito jajaja, brutal!!

    En fin, gracias por tus consejos.. alguna vez se me ilumina y pienso en cambiar la foto que tengo de perfil por todos lados.. pero me pongo a pensar en lo que esto conlleva y la de otras cosas que tengo por medio y se me quitan las ganas jajaja,

    uno de los consejos que comentas, el blanco y negro, me gusta mucho pero hoy en día ya deja de ser diferenciador.. Antes no se veía tanto y cuando veías una decías.. uau, mola! pero ahora quizás ya está más usada esta técnica!

    Bueno, voy cortando ya, que es tarde y mañana lunes.. juju
    A ver si te vemos más por aquí, aunque yo no debería hablar mucho jaja, un besote Bea!! 😀

    • ¡Ese Daviiiiiiiiid!
      Jajajaja, qué grande eres compi!
      Me ha costado la vida terminar el post. Lo tenía en borradores desde hacía muchísimo tiempo, una de las infografías la volví a hacer casi desde cero y, después, me entró la neura de que iba a meter la pata publicándolo. No sé, llámame tonta, pero me dio por pensar que la gente se lo iba a tomar a mal, como un ataque más que unos consejos, y estuve remoloneando con el post terminado. Para colmo el día que quería lanzarlo me di cuenta que faltaban un par de detalles y lo tuve que retrasar a finales de semana. En fin…

      Últimamente veo demasiado postureo en LinkedIn. Y es una pena porque se está desvirtuando la esencia de esta red social. Precisamente ayer (a ver si lo puedo encontrar y te lo mando) vi una actualización de una persona que comenzaba contando una historia personal y terminaba diciendo que LinkedIn es una red de networking y no para contar nuestra vida. Me pareció brutal. Vamos, un ¡zas! para aquellos que ya comienzan a utilizarla para temas más relajados y “facebookeros”, jajaja!!

      Sí que es cierto que una simple foto no debería definirte como profesional, pero LinkedIn es lo que es. Y es una red social seria para establecer contactos empresariales o postular para determinadas ofertas de trabajo. Si no somos capaces de distinguir su uso del uso de otras redes, mal vamos. Y, como digo, lo online no es tan diferente de lo offline y hay que seguir unas pautas de comportamiento.

      Tu foto mola, David. Con esa corbatita y esa cara de pillo, jajaja!! Te tiene que gustar a ti, por supuesto. Pero a mí me mola un montón. Pero te entiendo perfectamente: cuando echas mano de la lista de tareas pendientes y comparas unas con otras… ¡la vas moviendo al final de esa lista, jejeje!

      Ahora mismo el efecto ¡wooow! de las fotos en blanco y negro no es tan impactante como al principio y ha perdido el efecto sorpresa, pero sí que creo que todavía tiene ese punto de diferenciación, como un toquecito “cuqui”, jejeje!! A mí me mola mucho (y no es porque mi foto sea en b/n, jajaja!!)

      Oye, hablando de todo un poco… ¡a ver cuando apareces tú también por tu blog que se te echa de menos, jopetas! ¿Me prometes no tardar mucho? Anda, porfi, porfi, porfi…

      Gracias por venir, David y por dejarme tus palabras tan llenas de buen rollo y energía. Eres la caña, jodío!!!
      Un besazo bien gordo!!!!

  • ¡Muy divertido e instructivo a la vez, Bea! La verdad es que yo sé que lo de la foto es una de mis asignaturas pendientes porque la mía es más bien del tipo “Wanted” pero es que no sabes lo difícil que me resulta estar contenta con alguna foto que me hagan.

    La verdad es que desde muy peque he odiado las fotos y… claro, ¡Así me va! Ahora con tus consejos tengo mucho más claro cómo elegir la foto y cuando una mía cumpla todos los requisitos sabré localizarla.

    Feliz fin de semana.

    • ¡Hola Itziar!
      ¡Qué casualidad! Tú en mi casa y yo en la tuya, jejeje! Te acabo de dejar unas cuantas recomendaciones sobre libros (aunque la gran mayoría, ya te aviso, no son precisamente livianos 😉 )

      A ti te pasa como a mí. Como no sea para el carnet de identidad o algo así, no nos pillan en una foto ni pagándonos, jajaja!! Recuerdo cuando fui a USA hace un par de años y me hice la foto para el pasaporte ¡Madre del amor hermoso! Yo pensaba: me paran en la aduana, ¡fijo!
      Además, a mi hermano ya le habían parado un par de veces (incluso teniendo el visado, ojo) Supongo que el apellido con la Ñ les llama la atención. Yo pensaba que me quedaba de por vida en una sala de interrogatorios, jajaja!!

      Ya verás este año cuando vuelva, con el pelo tan cortito y mechas color berenjena, jajaja!!

      Lo importante es no desentonar con fotos extremas, Itziar. Es mejor aparecer serio que con una camisa hawaiana y bebiendo un cocktail, ya te lo digo yo.

      Me alegro que te hayan servido los consejos, compi. Y si ya me dices que te has divertido y te ha parecido instructivo me terminas de alegrar la tarde 😉

      Un besazo guapa!!

  • Muy pero que muuuuuyyyyy bueno Bea.
    Yo que he visto miles de CVs no te puedes imaginar la importancia de la foto. He visto fotos de novias de blanco con su velo y todo, de chicos con el torso desnudo, de vacaciones, borracheras….en fín
    En el momento en el que estamos, en el que todo el mundo está superpreparadisimo, con 7 master y 15 idiomas, los pequeños detalles son los que van a marcar la diferencia entre que te llamen a tí o se decidan por otro. De ahí la importancia de una buena foto,
    Yo, si me lo permites, añadiría otra: “La foto de la orla” Ya sé que nos dan una tira infinita de fotos de carnet cuando nos la hacemos, pero lo mejor que puedes hacer es meterlas en un cajón y no acordarte más de ellas, porque no son apropiadas en ningún caso.
    Mi enhorabuena de nuevo Bea….

    • ¡Hola Miriam!
      Jajaja!!, ¿en serio?, ¿con el vestido de novia y el velo? Puf, eso ya es pasarse, ¿no? Como hablábamos antes Max y yo la gente no es consciente de la importancia que tiene una foto hoy en día. Es mejor pasar inadvertido que llamar la atención por ese tipo de cosas.
      Yo en algunos CV también he visto fotos de fiesta y, la verdad, te da un poquillo de vergüenza ajena. Y la cosa no está como para desaprovechar oportunidades ni cerrarte puertas.

      Jajaja!! La foto de la orla es demencial. Te doy toda la razón. ¿Sabes lo más fuerte? Que mi madre se ha empeñado en ponerla en el salón como el que expone un trofeo de tenis ¡Joder, mamá! No te exagero si te digo que el tamaño es de 20×20 y está presidiendo el salón. Cualquier día de estos se me va a caer, ya lo verás. Con tan mala suerte que, no sólo se va a romper el marco, sino que le va a caer una taza de café encima, jajaja!! No son tampoco las mejores, verdad verdadera!!

      Gracias Miriam. Por pasarte y darme tantos ánimos. Te acabo de mandar un correo con lo que me pedías. Espero no haberme pasado, jopetas!!
      Un besazo grande guapa!!

  • Hola Bea 🙂

    ¡Cuánto tiempo! Ya tenía muchas ganas de volverte a leer.

    La espera ha merecido, sin duda, la pena. Menudo pedazo de post!

    Qué importante es nuestra imagen en Linkedin especialmente, y en las redes sociales en general. Las empresas se fijan mucho en ese tipo de detalles, la gente ni se lo imagina.

    Me encanta la parte gráfica del post, muy buenas las infografías.

    La próxima vez no tardes tanto 😛

    Un besazo!

    • ¡Hola Max!
      Esta vez me lo he tomado con mucha calma y, de hecho, estuve unas semanas también más relajada por redes y por los blogs. Es de estas veces que necesitaba desconectar un poco y tomármelo con más calma, jeje!

      La imagen es súper importante, Max. Y, como bien dices, la gente ni se imagina cómo puede llegar a afectar. Sí, lo importante es que seas buena persona y buen trabajador, pero este tipo de detalles pueden cerrarte puertas. Cada vez que veo algunas fotos en Facebook, por ejemplo, me llevo las manos a la cabeza. Esa sobreexposición es muy dañina y la gente no se da cuenta.
      Y, como de decía a Natalia, hay que saber qué uso tiene cada red. LinkedIn es el networking puro y duro y hay que cuidar más los detalles. Como digo en el post, la vida online no difiere de la offline y es mucho más sencillo de lo que parece. Si a una entrevista no vas vestido con el chandal de los domingos o con tu perro, ¿por qué mostrarlo en tu foto de perfil?

      He intentado hacerlo de la manera más amena posible (de ahí incluir un par de infografías) y, sobre todo, con todo el humor posible para que nadie se pudiera sentir ofendido.
      ¡Qué guay que te hayan gustado las infografías! Esta vez he dado un poco de vueltas, pero estoy contenta con el resultado.

      Ya te adelanto que tardaré un poquito en volver. Pero como Terminator… ¡volveré!
      ¡Un besazo Max y gracias por venir y escribirme! 😉

  • Hola Bea!!

    Cambiar la foto de perfil por una algo más pro, sobre todo la de Twitter y blog, lleva en mi lista de cosas pendientes años! XD

    Una simple foto puede decir muchísimo de una persona, por lo que deberíamos tener mucho cuidado con la que elegimos para no dar una impresión equivocada. A veces cuesta creer algunas fotos que se ven por ahí!

    Al igual que cuando elegimos las imágenes de un post o cuidamos la calidad de las fotografías de una tienda online, con nuestra foto pasa lo mismo, dependiendo de cuál utilicemos estaremos diciendo unas cosas u otras de nosotros mismos. 😉

    Me encanta la infografía de Sheldon! jajaja

    Un post como siempre muy divertido y útil!!

    Un besazo!!

    • ¡Hola Nat!
      Tienes toda la razón del mundo: cuesta creer las fotos que se llegan a utilizar por ahí, jejeje! El problema viene en la idea que se tiene de las redes sociales y se quiere meter a todas en el mismo saco. Yo tengo muy claro que en Facebook (en las cuentas personales) la foto de perfil no tiene tanta importancia. De hecho, yo salgo con mi chico con unas gafas de sol enormes delante de una bandera gigante de Estados Unidos en la puerta del Quincy Market de Boston. Eso sí, aún siendo un perfil personal trato de cuidar lo que subo porque aunque lo use de manera más informal también forma parte de mi marca personal.

      Si te digo la verdad, a mí tu foto de LinkedIn no es que me guste… ¡me encantaaaaaa! De hecho, cuando escribía las líneas hablando sobre mirar a cámara o no y diciendo que había visto fotos de compañeros que eran preciosas y no miraban a cámara… pensaba en la tuya ¡no te digo más! Esa sonrisa lo dice todo y me parece una imagen preciosa. Y la de Twitter a mí me gusta mucho porque desprende ese espíritu aventurero que todo blogger tiene y que tú encarnas a la perfección.

      Precisamente el otro día me acordaba de ti, jeje! Estaba consultando unas webs sobre unas cremitas para la cara (tengo la piel muy sensible) y algunas fotos de las tiendas online eran terribles. Y en ese momento pensaba… ¡si lo viese mi Nat se caía del pasmo, jejeje!

      ¿Te ha gustado el punto de Sheldon? Jajaja!! Cuando estaba escribiendo los consejos y hablaba de la sonrisa no podía evitar acordarme de Sheldon y esa sonrisa tan peculiar que tiene cuando quiere “socializarse”, jajajaja! Y cuando encontré la imagen de todos ellos disfrazados casi me muero y dije ¡a por ello que voy, jajaja!

      Muchas gracias por pasarte, mi niña. Eres genial… ¡y lo sabes!
      Un besazo gooooordooooooo!!

      • Hola de nuevo! 😀

        Pues me alegra mucho saber que te gusta mi foto de LinkedIn!! Quizás no sea la más acertada según qué objetivos, pero de momento ya me va bien! En cambio en la otra sólo me falta el sombrero de explorador y los prismáticos para tener el look completo! jajaja

        ¿Sabes la sonrisa esa que dices de Sheldon al socializarse?, pues es la que me sale a mi cuando me hacen una foto en la que salgo yo sola. XD Así que por ahora mis fotos de perfil se van a quedar como están, hasta que salga otra decente o me canse del look aventurero! 😛

        Qué bueno lo del ecommerce de las cremas! Lo mío ya roza la obsesión, no puedo evitar fijarme en ese tipo de detalles… XD

        Espero que hayas pasado un muy buen finde!!

        Un besazo!!!

        • ¡Hola mi Nat!
          Jajaja!! A los que no nos gustan las fotos se nos pone cara de Sheldon, no lo podemos evitar 😉 ¡Cuánta envidia me dan las personas que son tan fotogénicas y salen bien de cualquier manera! Pero tú en tu perfil de LinkedIn sales fenomenal y me encanta, Nat. Lo importante es no desentonar.

          Jejeje! te estoy imaginando con el sombrero, los prismáticos y el látigo a lo Indiana Jones ¡qué crack! No seas boba, anda. La foto de Twitter mola un montón!!!

          Lo del ecommerce me está dejando alucinada. No es un campo que domine mucho, pero me voy fijando en algunas cosillas que sí comentáis los que sois expertos ¿Te puedes creer que ya me fijo incluso en las descripciones de los productos? ¿Y que en muchas tiendas online hacen un copypasteo de la descripción del producto de la página original? Bueno, qué te voy a contar que tú no sepas, jajaja!! Pero estos días lo he estado comprobando y es un error que cometen incluso ecommerce grandes. Y la calidad de las imágenes dejaba tanto que desear en algunas webs… es una pena que no se aproveche este factor tan importante.

          Gracias por pasarte de nuevo, mi niña. Me encanta que te pases por aquí, jejeje!!
          Un besazo guapa!!

  • Jajjaja genial genial genial!!! Lo que me he reído imaginando las situaciones. Yo no uso Linkedin, no está dentro de mis perspectivas pero sin duda te lo van a agradecer horrores los que lo hagan. Los consejos son maravillosos y las infografias espectaculares. Como siempre super currado. En cuanto me ponga en el ordenador, van para Pinterest esos resúmenes tan divertidos. Vamos, que si después de leer este artículo, no les sale una imagen de perfil perfecta, se lo tienen que hacer mirar. Qué grande eres!!

    • Ains Raquel!
      Ya sé que no tienes LinkedIn!! Me he vuelto loca buscándote y no ha habido manera, jajaja!!
      Te aconsejo que te vayas dando una vuelta por allí. Hay grupos que funcionan estupendamente y, hasta la fecha y en mi caso particular, la gente es súper agradecida con los contenidos. Es una red social con un engagement brutal. Si un día decides animarte me lo dices y te aconsejo algunos grupos en los que compartir contenido 😉

      ¡Llévate las infografías donde quieras! ¡Faltaría más, mi niña!

      Espero que a la gente le sirvan estos consejillos. Creo que es una red social con mucho potencial y si bien lo que cuenta es ser una buena persona y un buen trabajador, hay que cuidar un poquito esa primera impresión y no usar esta red como si fuese Facebook.

      Muchísimas gracias por tus palabras, Raquel! Tú sí que eres grande y vas a ser más grande todavía!!!
      Un abrazote, guapis!!

  • ¡Hola Bea!

    ¿Cómo no vas a tener gracia contando las cosas?

    Con la pluma que te gastas es una delicia leerte, aunque tardes por culpa de las resacas cumpleañeras 😛

    Me has sacado una y dos sonrisas con el artículo que te has currado, además de súper informativo, dan ganas de leerlo una y otra vez. 🙂

    Ahora entrando en materia, quería aportar la fotografía número 18, y es la que representa la que tengo en mi blog. Yo la he titulado: el robocop.

    Todo tiene su explicación Bea. Te cuento. Un día me llegó al email un correo de la compi Sandra, de Miss Agenda Limón y me hizo ver un detalle en mi fotografía que se me había pasado totalmente inadvertido.

    Si entras en la home de mi casita digital, podrás ver que me sale un cable de la cabeza ¡Y no es porque me falten tornillos de más! Alguno si, pero no tantos.

    Por desgracia, la fotografía estaba tomada justo delante del PC con tan mala suerte que uno de los cable pasa a la altura de mi oreja y da toda la impresión de que estoy conectado a una especie de aparato que me ayude a escuchar.

    Es verdad. Todavía la tengo ahí a pesar de que este email me llegó hace unos meses, y se lo agradezco un montón a Sandra. Es una de las muchas cosas que tengo que mejorar cuando me siente a hacer un revisión en el blog.

    En tu caso, la verdad que tu foto está muy chula. Con el toque retro del blanco y negro, y una preciosa sonrisa.

    A mí en ese sentido me pasa como a Sheldon, y no es porque no me vaya la broma, todo lo contrario, ando todo el día con chascarrillos y sacándole punta a todo, pero la cámara y yo no casamos muy allá. 😛

    Ahora lo próximo que nos queda es enfrentarnos al video…y no vale un no como respuesta jejeje

    ¡Qué bien tenerte de vuelta!

    Para la próxima vez no tardes tanto, que te echamos de menos 😰

    • Jajajaja! Robeeeeert!!! Me muero de la risa contigo, compi 😉
      No me había fijado en el detalle del cable, jajaja!! Cuando he leído lo de Robocop no he podido evitar acordarme del Chikilicuatre, jejeje!!

      Pues oye, mirándolo bien, pareces un periodista con el pinganillo colgando detrás de la oreja, ¿no? Hay que ver el lado positivo de las cosas, Robert 🙂

      ¿Te cuento un secreto? Mi foto está hecha en el despachito que tengo montado en casa y aproveché que el día anterior había ido a la pelu a contarme el pelo y había amanecido con buenos pelos, jajaja!! Me la hice con la webcam del portátil. No es que sea la mejor del mundo mundial, pero la anterior que tenía era de hacía 6 ó 7 años y aún llevaba los brackets. Tenía claro que debía ser lo más actual posible y así quedó. Ahora estoy pensando en cambiarla, a ver si un día me pongo con ello y le doy otro toque al perfil.
      Aproveché una pared blanca que tengo sin marcos ni otros elementos que distraen, bajé el estor para que no entrase tanta luz y le dí al botón (bueno, le dí varias veces al botón hasta que salió la que más me cuadraba)

      Yo tampoco caso mucho con las cámaras. Si es para hacer el ganso todavía me presto algo más. Pero es difícil cazarme, jajaja!!

      Me alegro un montón haberte sacado una sonrisa ¡de eso se trataba!

      Gracias mil por pasarte, compi!! Eres un crack!!
      Un abrazoteeeee!!

  • *se aleja avergonzada a cambiar su foto de LinkedIn*

    Sí, lo reconozco, caigo en algunas de esas cosas: mi foto horribilis está recortada, se ve la mano de un amigo y llevo unas gafas de sol en la cabeza, ¡no se ve muy profesional! Pero salgo tan mal en las fotos que para una en la que me veía pasable….

    Tendré que ponerme seria con esto y seguir tus consejos para lucir como toda una pro en LinkedIn… 😛

    PD: ya se te echaba de menos…

    • ¡Hola Laura!
      ¡No seas boba, anda! Es sólo mi opinión personal y no es un mantra que haya que cumplir a rajatabla, jajaja!! No te traumatices por ello, ¡jopetas!
      Tú eres un tía súper fotogénica ¿cómo que no sales bien en foto? No me lo creo…
      Si quieres quedamos un día a tomar café en nuestra querida Alcalá y te hago yo la foto 😉

      Gracias por pasarte, guapis!! Es una alegría leerte!!

      Un besazooooooo!!