Blogging

Killing me softly, le susurraba el lector al blogger

Decálogo buenas prácticas de un blogger

¿Te estás planteando ser blogger y necesitas unos consejillos antes de embarcarte en esta aventurilla?, ¿buscas una pequeña guía que te diga cómo triunfar y ganar seguidores y lectores?

 

¡Pues te has equivocado de sitio!. Aquí no vas a encontrar milagros, sino una serie de tips que te ayudarán a no quedar como un panoli.

 

Si eres de los que pensaba que ser bloguero consistía simplemente en escribir unos cuantos post a mansalva, mal vamos.

 

Te voy a contar algo muy importante: un blogger siempre debe compartir, agradecer, responder, conversar. Y tener la mirada puesta continuamente en los demás. Suena muy poético, pero es una verdad tan grande como la catedral de Burgos.

 

Y te cuento esto así, a bocajarro, porque muchas veces oigo en mi cabeza la canción Killing me softly… Porque eso es lo que siento como lectora. Que me matan suavemente, poco a poco, cuando veo que un bloguero no hace ni puñetero caso a su gente.

 

Este post no pretende señalar a nadie. Ni para bien, ni para mal. Sólo hablaré de manera genérica de esas cosas que nos pueden molestar a los que devoramos líneas virtuales.

 

Simplemente se trata de una crítica constructiva en forma de recopilación de malos hábitos que cometemos los bloggers. Podría hacer una lista de meteduras de pata de nuestros políticos, pero no. Hoy no les toca a ellos. Ya son bastante protagonistas el resto del año 😎 

 

Así que no te pongas ñoño y creas que se trata de una cruzada contra los escritores online. ¡Qué noooo!, ¡qué no van por ahí los tiros!

 

Puedes verlo como una especie de “Decálogo de buenas prácticas de un bloguero”, si es que así te suena mejor.  ¡Voy a darle al play, que hoy el post viene con aires musicales!

 

Decálogo de buenas prácticas blogueras

 

Decálogo de buenas prácticas de un blogger

 

Strumming my pain with his fingers, Singing my life with his words, Killing me softly with his song, Killing me softly with his song, Telling my whole life with his words, Killing me softly with his song…

 

Perdona, pero no he podido evitarlo. Si ya me vas conociendo un poco, sabrás que me pirra la música negra norteamericana. La canción de Roberta Flack es un clásico entre los clásicos y ha sido la que me ha inspirado para comenzar a escribir este post.

 

¡Venga!, ¿vemos cómo puedes evitar ese asesinato en masa?

 

¡Un blogger momia no mola!

 

#1 Siempre hay que agradecer que compartan tu contenido

 

Debes tener en cuenta tres puntos muy importantes:

  • El tiempo es oro  Vamos de aquí para allá y lo que menos nos sobra en esta vida es tiempo (bueno, y dinero) Así que debes estar agradecido si alguien rasca unos minutos para leerte y promocionarte.

 

  • Teniendo en cuenta la premisa anterior, el tiempo que dedica un lector a tu blog te lo está dedicando a ti, no a tu competencia  Piensa que esos minutos de gloria que estás disfrutando ahora, podrían estar engordando las estadísticas de otro… ¿a que jode 😉 ?

 

  • El tiempo que invierte en ti, no lo está utilizando para hacer otras cosas personales  Ese lector, que con tanto cariño comparte tus artículos, está robando pequeños instantes de su vida para leerte en vez de echar una cabezada en el tren  o rascarse la barriga en el sofá. ¿No crees que se merece una palmadita en la espalda?

 

¿Y cómo lo hago, Beita?

Los gestos de agradecimiento pueden ser muy diferentes:

  • Si no tienes demasiado tiempo  marca como Favorito, haz RT, Me gusta o +1. Pero no seas momia y expresa algún tipo de gesto.

 

  • Si no quieres llenar el timeline de tus perfiles sociales con RT o agradecimientos individuales   publica un reconocimiento en grupo. Puedes esperar al final del día o de la semana para hacer una recopilación de las personas que han hablado de tu contenido.

 

  • Si prefieres algo más privado   envía un mensaje directo a los que han compartido tus artículos. Pero si estás pensando en automatizar este mensaje sin personalizar ni interactuar, mejor que te vayas olvidando de esta opción.

 

  • Redes sociales como Google Plus, Facebook o Instagram permiten explayarte más en los agradecimientos   Aprovecha este espacio extra para guiñarle el ojo a todos los que han colaborado en la difusión de tus post.

 

Y ahora es cuando, con toda la razón del mundo, puedes contestarme que es muy fácil decirlo cuando no tienes cientos de seguidores y recibes cientos de menciones al día. Que si te dedicas a ello, no podrás generar contenido o trabajar en otros proyectos.

Sí. Es cierto, pero: ¿en serio?, ¿ni siquiera tienes un hueco para escribir un mensaje genérico y dar las gracias a todos aquellos que han invertido su tiempo (y sus ganas) para leerte?

Sumergirte en el mundo del blogging supone ser generoso por naturaleza:

  • Para compartir tus conocimientos, experiencias y consejos.

  • Para dedicarle unos minutos a aquellos que te los dedicaron a ti.

 

Si no estás dispuesto a ello, la profesión de blogger deja de tener sentido y pasas a convertirte en un aburrido generador de noticias. Eres humano y se te puede escapar alguna que otra vez, pero no ignores a los que están del otro lado por simple rutina ¡No seas momia!

 

Las telarañas en los comentarios quedan fatal

 

#2 Siempre hay que responder a los comentarios en tu blog

 

Si el hecho de leer y compartir un artículo en las redes sociales ya supone un gran esfuerzo, imagina lo que conlleva el escribir un comentario en un post.

 

Grábate a fuego lo siguiente (como los antiguos tatuajes de Amor de madre): los comentarios en un blog son el súmmum de la interacción. Son lo mejor que le puede ocurrir a un bloguero. ¡Qué alguien aparque sus quehaceres y redacte unas líneas para ti debería llenarte de orgullo! (me ha poseído el espítiru Juancar)

 

Siempre debes contestar a los comentarios. Saca tiempo como sea para ello. Y no seas cuadriculado. No te conformes con un Gracias por tu comentario, Pepe. A no ser, claro, que el tal Pepe sea un agarrao con las palabras (en estos casos poco puedes hacer)

 

Dale vidilla a esa parte tan importante de tu blog. Que los lectores vean que te preocupas por sus opiniones y que realmente agradeces ese tiempo que están pasando en tu casa.

 

La única excepción a la regla es, como te podrás imaginar, la maravillosa figura del troll. Responde educadamente pero, si insiste en tocarte la moral, no sigas alimentándole. Su trabajo es molestarte y tú tienes cosas más importantes que hacer. ¡No lo olvides!

 

Sin trucos ni tratos… ¡comparte contenido de otros bloggers!

 

#3  Comparte algo más que no sea tuyo, ¡no seas egocéntrico!

 

No hay cosa que más rabia me de que ver a un bloguero que comparte única y exclusivamente su propio contenido en redes sociales. Ni rastro de otros artículos que no sean de cosecha propia.

 

Cuando me intereso por un perfil en las redes lo primero que hago es ver el tipo de publicaciones que lanza.

 

Si en su timeline veo signos de egocentrismo y narcisismo ni me lo pienso. A mí me ha perdido como seguidora. O, mejor dicho, no me ha ganado.

 

Si no quieres perder (o dejar de ganar) seguidores, tienes que echar a un lado ese egocentrismo que rebosas por los poros.

 

Que sí, que serás muy bueno, un crack en tu nicho (cualquiera que sea), pero si tu filosofía es bombardear a tu gente únicamente con tu contenido no eres un blogger. ¡Eres una máquina propagandística!

 

Y si crees que tus followers se van a quedar sólo con lo que tú les proporciones, perdóname, pero eres más burro de lo que pensaba. Buscarán, compararán e irás cayendo en el olvido por ser tan presuntuoso.

 

¡No seas un blogger vampiro y gánate a tus seguidores!

 

#4 Tu fama se mide por la calidad de tu amor, no por la cantidad de tus conquistas: ¡no seas playboy!

 

¿Y a qué me refiero con esto? Pues a que algunos bloggers se dedican a hacer seguimientos en las redes sociales, como se suele decir, a tutiplén. Desde ese preciso momento se desprenden de su condición de blogueros y se convierten en unos spammers porculeros.

 

Si crees que tu fama se mide por la cantidad de seguidores que cosechas cuando sales de caza, vas mal encaminado. La fama y el respeto se gana con el tiempo y con la calidad de tu trabajo, no con el suma y sigue de conquistas inexplicables que acumulas de un día para otro.

 

Por eso, cuando “investigo” un perfil, me suelo fijar en este tipo de cosas. Y te sugiero que, como lector, hagas lo mismo. Estos pseudo bloggers spammers moscas cojoneras utilizan técnicas que cantan a la legua y no merecen que pierdas tu valioso tiempo. Si lo haces, simplemente serás un número más para ellos.

 

Y como bloguero, olvídate de estas sucias prácticas por dos razones:

  • Profesionalmente no son bien vistas   Si quieres audiencia, ¡currátelo!. Genera buen contenido, conecta y comunícate con las personas. Practica un networking natural y sincero  y conquistarás sus corazones.

 

  • Ética y personalmente son técnicas deplorables   Y se desmontan con la simple pregunta ¿te gustaría que te lo hiciesen a ti? Si la respuesta es o No me importa… prefiero guardarme mi opinión. Si la respuesta en No, cambia tu estrategia de manera urgente.

 

 

Te dejo con este artículo de José Facchin titulado Malas prácticas en Twitter: Follow, Unfollow y la que te Refollow en el que habla de este tipo de situaciones en Twitter. ¡Es un post muy interesante!

 

No hagas del silencio tu respuesta. No hay cosa más molesta que el canto de un grillo -          

 

No entierres tu formulario de contacto ¡Dale vida!

 

#5 Contesta todos los emails que recibes… o echa el cierre al formulario de contacto

 

Otro de los elementos clave con el que poder interactuar con tus seguidores es el correo electrónico (no, las redes sociales no lo han matado todavía)

 

No siempre vas a poder disponer del tiempo que quisieras para dedicarte a responder los emails, pero debes ser consciente que forma parte de tu trabajo como blogger.

 

El correo electrónico conlleva muchos beneficios. Por ejemplo:

  • Personal   Aclarar dudas de tus seguidores. Algo que, como los comentarios en tu blog, debería hacerte sentir orgulloso. Esa persona acude a ti para solventar una duda. Pequeña o grande (quizá hasta te ponga en un aprieto) Pero ha pensado en ti ♥♥

 

  • Profesional   Alguien puede contactar contigo para hacerte una propuesta profesional de manera privada. O para tantearte en ese terreno. No dejes pasar esa oportunidad de venderte de la mejor manera posible y proyecta tu mejor imagen.

 

  • Brainstorming → Esas cuestiones que te plantean por correo las puedes transformar en guías o tutoriales en forma de artículo. Temas alternativos en los que no habías pensado hasta ahora, o una manera diferente de desarrollar un contenido.

 

Si sólo tienes el formulario de contacto para cumplir con la estructura básica de un blog, más vale que eches el cierre a esta vía de comunicación. Total, si no vas a contestar, ¿qué más te da?

 

Y si crees que vas a tardar en dar una respuesta, al menos contesta con un: Ehh, Pepe, he visto tu correo y estoy en ello. Hazle saber a quien te ha escrito que has recibido su email y que le tienes en tus pensamientos.

 

No hagas del silencio administrativo tu respuesta. No hay cosa más molesta que oir de fondo el canto de un grillo.

 

Just a little bit of respect, baby!

 

Simplemente se trata de… ¡just a little bit of respect, baby!

 

Y esta canción de Aretha Franklin es perfecta para la conclusión final del post. Sólo se trata de un poco de respeto, baby:

(Ooh) What you want (Ooh) Baby, I got (Ooh) What you need (Ooh) Do you know I’ve got it (Ooh) All I’m askin’ (Ooh) Is for a little respect when you come home (just a little bit) (…)

(…) I’m about to give you all of my money. And all I’m askin’ in return, honey Is to give me my profits. When you get home (just a, just a, just a, just a) Yeah baby (just a, just a, just a, just a) When you get home (just a little bit) Yeah (just a little bit)

 

¿No crees que tus lectores se merecen ese respect? Mima a tu audiencia y esa audiencia te cantará canciones de amor a los pies de tu ventana. 

 

Infografía sobre las buenas prácticas de un blogger

Infografía sobre las buenas prácticas de un blogger

 

¿Añadirías algo más a este mini-decálogo?, ¿crees que, llegado un punto de repercusión, es imposible cumplir con todas estas normas?, ¿o crees que puede ser una excusa perfecta para no acumular más tareas?

 

Mi sección de comentarios y mi formulario de contacto no están de adorno. ¡Así que mándame todas las cartas de amor que quieras! ♥♥

 

Imagen de cabecera: Gratisography.com

Imágenes de viñetas e infografía: Freepik.com

 

Autor

Bea Peña

Soy periodista de vocación, marketera por una carambola del destino y madre de esta criatura llamada Maycom Tales. Curiosa empedernida, me gusta irme a la cama con una nueva lección aprendida.
Mi sueño es sentarme en un escalón cualquiera de Nueva Orleans y escuchar los acordes de una armónica y una guitarra tocando el blues más puro.

¿Me cuentas algo?

Información acerca de la Política de Privacidad de este blog

Responsable: ¡Yo misma! Beatriz Peña García.

Finalidad: necesito estos datos básicos (nombre y mail) para moderar y responder los comentarios que dejes en este post.

Legitimación: tu consentimiento

Destinatarios: tus datos serán alojados en los servidores de Raiola Networks (mi proveedor de hosting) y que cumple con el RGPD.

Tiempo de conservación de tus datos: en cuanto me lo pidas, los elimino ¡sin más!

Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos en cualquier momento, así como a presentar una reclamación ante la autoridad de control (AEPD)

Información adicional: puedes consultar info detallada sobre Protección de Datos Personales en mi web + info

12 comentarios

  • Totalmente de acuerdo, escribes para ellos, así que ignorarlos es un sinsentido. Pero ya no sólo por esto, sino porque personalmente enriquece saber que ayudas a alguien con un artículo o que les transmites confianza o simpatía. Y lo mejor de todo es que no sólo les ayudas tú, sino que ellos también te enriquecen a través de sus puntos de vista y otras temáticas que dominan y tú no. Al final, si los cuidas, se pueden convertir en una gran familia y eso es lo que más me gusta. Hoy me llevo a Maycom al parque del pajarito, un beso compi!

    • ¡Mi niñaaaaa!
      ¡Qué crack eres, Raquel! Me encanta leerte, jejeje!!!
      Yo tengo muy claro una cosa: este blog sin vosotros no es nada y sois el epicentro de todo. Vuestros comentarios, vuestras actualizaciones en redes sociales, vuestros puntos de vista. Sin todo ello el blog habría desaparecido hace tiempo. Por eso no entiendo a los que ignoran a sus lectores y no responden, a los que se olvidan de agradecer… ¡joder, sin eso no les conocería nadie!

      No sabes la rabia que me da que alguien me deje un comentario y que me pille mal y no poder contestarle hasta el día siguiente. Siento mucho agobio porque sé el esfuerzo y empeño que las personas ponen en leer el artículo y comentarlo. Ains, si en el fondo soy una sensiblona, jejeje!!! Ya en serio: ¡para mí sois lo más importante y lo paso mal con esa sensación!

      Ya he visto que te lo has llevado a Twitter. ¡Le encanta el pajarito, jajaja! Últimamente parecemos Pili y Mili. Cualquiera que nos vea van a decir: estas dos se han “enamorao” compartiendo cosas la una de la otra, jejeje!!

      Por cierto, me ha salido el comentario duplicado. El otro lo borro, ¿OK?

      ¡Un besazo guapetona!

  • Hola Beatriz.
    A mi también me encanta ‘Killing me softly’, un clásico de clásicos.
    Tienes más razón que una santa, hay que mimar a los comentaristas porque son la vanguardia de nuestros seguidores. Y dicho esto, qué mejor forma de mimarlos que en los comentarios aparezca su usuario de twitter y hasta su web para que tengan una pequeña recompensa con un poco de tráfico y visibilidad.
    Lo he visto en algunos blogs y pienso que es un buen detalle que además estimula la participación. Te lo dejo a modo de sugerencia 😉
    Salu2!

    • Hola Diego!
      Ummmm, veo que compartimos gustos musicales, jeje!
      Pues sí Diego. Hay que cuidar y mimar a nuestra gente. Creo que si una persona no es capaz de interactuar con la audiencia, su blog o su web deja de tener sentido. Las personas que te siguen y comentan son los que te llevan hasta donde estás y se merecen un premio en forma de agradecimiento, mención, etc.

      El tema de los comentarios es uno de los cambios que tengo pendientes de implementar en el blog en los próximos meses. Pero como me lo has sugerido con tanto salero me voy a plantear “apretar el culillo” y hacerlo antes de lo previsto.

      ¡Muchas gracias por comentar y por tu sugerencia, Diego!
      Un saludete!!!

  • Genial!
    Hola guapísima. Tengo que felicitarte por 2 cuestiones.
    (tranquila, voy a portarme bien) 😉

    La primera por el empeño y dedicación que le estás poniendo a tu bitácora que está repleta de contenido con muy buen gusto y como bien dice José Félix, con muchísimo sentido común.

    Segunda.. Este post es la evidencia de que hay muchísimo talento a cada frase y que la autora de todas y cada una de las mismas en la publicación, es dueña de un futuro prometedor.
    Bea, no soy la pitonisa Lola pero creo que lo has clavao!

    Dirigir un barco como éste puede parecer fácil si eres tonto y no sabes de lo que hablas o sencillamente es que pasas de mirar lo que ocurre a tu alrededor.
    Dirigirlo como tú lo haces implica que formas parte inseparable del decálogo y eso, te hará grande al menos, para tu Comunidad.

    Yo soy más de Deep Purple, Zeppelin .. pero los grillos, grillos son y molestan igual.

    • ¡Puf Jota!
      Y después de este chorro de piropos, ¿qué puedo decirte?
      Lo primero, mil gracias por leerme cada vez que publico un post y por compartirlo con tanto cariño como lo haces. Para una novata como yo es algo increíble.
      Lo segundo, millones de gracias por permitirme forma parte de tu círculo de criaturas. Esas que estamos a tu alrededor como cachorrillos juguetones y gamberros (pero que sé que te divierten y te sacan una gran sonrisa a pesar de nuestras trastadas, jejeje)
      Lo tercero, gracias por enseñarme otra forma de hacer blogging. Puede parecer peloteo, pero es la verdad.

      Sí que es cierto que el sentimiento de empatía lo tengo muy arraigado en mi interior y procuro regirme en el mundo online por esos principios que me enseñaron en el offline. Pero la forma en que lo haces tú me ha servido de guía desde que zarpé del puerto hacia un rumbo aún incierto (qué poético me está quedando, eehhh?)

      Mil gracias por todo lo que me dices. Es un privilegio para mí contar con tus palabras. Le estoy dedicando mucho a este blog. Y aunque sea cierto que “sarna con gusto no pica”, muchas veces toca sacrificar algunos momentos personales para sacarlo adelante. Como bien decía Itziar en su comentario, esto es como un trabajo.

      Y la verdad es que cuando hago las cosas, procuro hacerlas bien (al menos lo intento) Estoy totalmente de acuerdo con lo que decía David Pinazo en tu blog: las cosas hay que hacerlas con pasión y con inquietud o sino, mejor no hacerlas.
      Por cierto, aprovecho para los que no conozcáis a estos monstruos para invitaros a su casa (con tu permiso, Jota)
      josejavierdiaz.com
      persuadiendo.com

      Entre José Félix y tú me estáis malcriando, así que no me consintáis tanto ni me digáis estas cosas tan cuquis. Que al final me voy a poner tontorrona y no va a haber un Dios que me aguante, jeje.
      Como le he dicho antes a Itziar, creo que el blogging conlleva una gran responsabilidad y está en nuestras manos hacer un buen trabajo para trasladárselo al resto. Al fin y al cabo, si estamos donde estamos es gracias a que los demás pulsan el botón de “compartir” y “publicar comentario”. Así que hay que ser responsable y considerado con esos detalles.

      En cuanto a los gustos musicales…. no me preguntes por qué, pero me lo imaginaba. Y la verdad es que te pegan cantidad, jejeje.

      Un abrazo bien grande, maestro. Un placer haber contado con tu tiempo y tus palabras!

  • Cuanta razón llevas salá!!!

    Espero que algún día, tengas tantos seguidores, que realmente sea complicado predicar con el ejemplo y te suponga un esfuerzo y un reto contestar a todos. Aunque se que lo intentarías.
    😉

    Sigue así!

    • ¡Hola Paco!
      Para eso queda mucho, jeje. A nadie le amarga un dulce, para qué nos vamos a engañar. Pero me conformo con que las personas que estén aquí, aunque sean poquitas, se encuentren a gusto y formen una pequeña familia conmigo.
      Tú mejor que nadie sabe el esfuerzo y el tiempo que le estoy dedicando a esto. Y eso implica robarle tiempo a demasiadas cosas…

      ¡Y desde luego que lo intentaría! Sabes lo tremendamente perfeccionista que soy. Preferiría sacrificar otras cosas antes que dejar a alguien con el canto del grillo de fondo, jeje!

      ¡¡Gracias por todo tu apoyo. Ha sido (y es) indispensable para mí!!

  • No puedo estar más de acuerdo con tu artículo. La verdad es que esto de ser blogger es un auténtico trabajo y nunca están de más las muestras de ánimo y agradecimiento.

    Además, una de las mejores formas de progresar en este mundillo es compartir con otros compañeros todo aquello que pueda ser de utilidad para nuestra audiencia. Por esta razón comparto tu post 😉

    ¡Por cierto!, A mí también me encanta la música negra americana, ya tenemos algo más en común.

    • ¡Hola Itziar!
      Me encanta que te pases por aquí, de verdad. Tus post son una cita obligada para mí. Tan sencillos en el lenguaje y tan instructivos (sobre todo por ese aire refranero que tienes que me encanta, jeje)
      Como le decía a José Félix, esto del blogging conlleva un gran sentido de la responsabilidad. Y creo que los bloggers que nos estamos abriendo camino actualmente debemos transmitir ese sentimiento, tanto a los que nos siguen como a los que se plantean hacer lo mismo que nosotros.
      Debemos lanzar el mensaje de que, aunque tengamos más seguidores o un dominio propio, eso no nos convierte en más “guays”. Simplemente significa que nos hemos lanzado a una maravillosa aventura y que cualquiera puede hacerlo. No debemos trazar una línea de separación o ser egoístas con nuestros actos. Todo lo contrario, hay que tender la mano. Así es como se consigue que tu audiencia se implique contigo y con tu proyecto.

      ¡Ummmmm! Así que tú eres de las mías, ¿eh? A veces me siento una incomprendida por el estilo de música que me gusta, jejeje. Pues habrá que hacer una puesta en común, jiji.

      Un abrazo y muchas gracias por pasarte de nuevo por aquí, Itziar!

  • Lo que mas me gusta de tus artículos es el gran sentido comun que inspiras. Normalmente nos lanzamos a las rrss sin ni siquiera meditar por un momento lo que implica. Y tambien olvidamos que ser blogger es algo mas que “yo, mi, me, conmigo”.

    Un abrazote

    • ¡Hola JF!
      El día que no dejes un comentario en el blog me voy a preocupar, jeje. ¡¡No me malcríes!!
      Pues la verdad es que algunos no saben (o no quieren saber) lo que realmente implica lanzar un blog. Y conlleva un gran sentido de la responsabilidad por la repercusión que pueden llegar a tener tus palabras y tu figura en Internet. Y eso hay que cuidarlo.
      Nunca debemos olvidar que todo lo que tenemos se lo debemos a todas aquellas personas que están del otro lado, leyendo y compartiendo nuestros artículos. Como bien dices, ser blogger es algo más que el “yo, mi, me, conmigo”.

      Muchas gracias por tu apoyo, Bermejo. Eres genial ¡y lo sabes!
      Un abrazo bien grande!!