Blogging

Cómo redactar el post perfecto en 25 sencillos pasos [Checklist]

Redacción post perfecto

Si eres nuevo en el mundo del blogging a veces se te hará cuesta arriba escribir un artículo. Preguntas del tipo ¿de qué escribo?, ¿cómo empiezo?, ¿cómo lo desarrollo? o ¿a qué elementos tengo que prestar atención? te asaltarán más a menudo de lo que te gustaría.

 

Pues sólo puedo decirte que… ¡hoy estás de enhorabuena!. He preparado un checklist con los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de escribir una entrada en tu blog.

 

Y, sobre todo, un consejo que recordarás cuando seas un poco más experimentado: ¿sabes cómo se aprende a escribir?… ¡escribiendo! 😀 

 

La práctica de coger un boli y papel (o un teclado) es la que te ayudará a esquivar las anteriores preguntas. Escribe en una libreta, en tu ordenador, viendo la tele o en la playa. Pero lánzate a dibujar esas líneas que sólo vuelan por tu imaginación.

 

Para facilitarte la lectura, he dividido el proceso en tres etapas:

  • Brainstorming + Organización de la información

  • Redacción del post + Lectura + Correcciones

  • Puesta a punto del artículo

 

 

En un principio, este proceso está pensado para artículos con una periodicidad amplia en los que puedes permitirte el lujo de tomarte un poco más de tiempo para estructurar toda la información.

 

Aunque a medida que vayas cogiendo soltura puedes acelerar los tiempos de cada etapa y aplicarlo a todo tipo de calendarios editoriales.

 

El autobrainstorming

 

Primera etapa: brainstorming y organización de la información

 

¿Preparado para meterte en faena? En esta primera etapa vas a anotar todas tus ideas y a recopilar y organizar toda la info que te va a hacer falta para la redacción de tu post.

 

1# Anota todas tus ideas y enuméralas por orden de importancia (el autobrainstorming)

 

Las ideas surgen en el momento más inesperado. Puedes estar leyendo un artículo o un libro, viendo la tele, barriendo, hablando con los amigos o paseando al perro.

 

La creatividad y la imaginación son algo caprichosas, así que te aconsejo que siempre tengas a mano un bolígrafo y una libreta (por si el teléfono se queda sin batería) para apuntar esas ideas que te vienen a la cabeza.

 

Anota frases y palabras sueltas para luego hilarlas convenientemente en el proceso de redacción. Si lo haces a mano, que no te pase como a mí: por el afán de ir rápido para que no se me olvide nada, a veces escribo auténticos galimatías que no entiendo ni yo.

 

Enumera esas ideas y otórgales una posición para que la redacción tenga sentido. No vaya a ser que empieces la casa por el tejado.

 

Si tu problema es la falta de ideas, date una vuelta por 8 tips para sacar músculo a tu imaginación bloguera. A ver si esos consejillos pueden sacarte del síndrome del folio en blanco.

 

Busca fuentes de información para completar tus post

 

2# Busca fuentes de información

 

Cuando tengas estructurado ese primer boceto, busca información en la que apoyar tu artículo.

 

No te conformes con las primeras entradas que te muestre Google en las SERP’s. Lee, lee y lee. Busca y rebusca. Compara esas fuentes, asegúrate de que son fidedignas y anota las ideas más interesantes para desarrollar el cuerpo de tu texto.

 

Te aseguro que hay información muy interesante más allá del Top Ten de los buscadores. Así que te aconsejo que vayas más allá de la página 2, 3, incluso 4. Que no sea del agrado de los algoritmos no quiere decir que el contenido no sea excelente.

 

¡Pero ojo ojete!, ¡no está permitido plagiar!. Sólo tómalas como referencia para darle más peso a tu post con otros argumentos o referencias externas. Así le proporcionas un aire más profesional.

En esta fase, no te olvides de:

  • Entrecomillar el texto, si es que vas a reproducirlo de manera exacta.

  • Anotar todos los datos referentes a la fuente (autor, url…)

 

 

3# Reestructura de nuevo tu lista si has añadido nuevas ideas a tu exposición

 

Una vez que has consultado varias fuentes de información, las has contrastado y tienes claro por cuáles vas a apostar, echa un vistazo de nuevo a tu índice y reestructúralo si es necesario.

 

Al incluir información adicional procedente de otras fuentes puedes caer en duplicidades. Revisa que no haya ideas que entren en este conflicto.

 

 

4# Esboza posibles títulos y encabezados

 

En este punto puedes ir creando varios borradores para el titular y los encabezados/secciones, aunque no lo tomes como algo inamovible.

 

A medida que vayas desarrollando el artículo, irán surgiendo otras ideas que encajen con el artículo final que terminarás escribiendo.

 

Hay personas que prefieren hacer esta tarea una vez finalizada la redacción del post. Prueba de las dos maneras y decántate por la que mejor te funcione. Aunque nunca está de más que hagas un pequeño apartado en tu cuaderno y anotes posibles títulos y subtítulos.

 

Busca imágenes para tu post

 

5# Busca imágenes para ilustrar tu artículo

 

Este es un tip que a mí me funciona muy bien, pero quizá otros blogueros te digan que es algo secundario y debes dejarlo para los retoques finales.

 

Para mí, las imágenes tienen un gran significado y en más de una ocasión me han inspirado a la hora de salir de un pequeño bache de creatividad. Si no sabes dónde buscar, pásate por mi artículo sobre bancos de imágenes gratuitos.

 

Y para inspirarme, no sólo busco por aquella palabra clave principal que quiero transmitir en el artículo, sino por sus sinónimos, antónimos u otros elementos relacionados.

 

Por ejemplo, para este post he buscado imágenes que tengan que ver con la acción de escribir o redactar; pero también con imaginar, imaginación, idea, pensar, leer, mesa, ordenador, despacho, bolígrafo, cuaderno…

 

Se trata de ir encajando todo, poco a poco, para llegar a la etapa de redacción con las piezas del puzzle organizadas y clasificadas.

 

 

6# Selecciona las palabras clave

 

En esta primera etapa, haz una lista de las palabras clave en torno a las cuales va a girar el artículo, eligiendo una de ellas como el epicentro de todo el post.

 

Yo te aconsejo que escribas de lo que te gusta y se te da bien, no de lo que dicte la moda en ese momento. Escribe para tu audiencia y para ti, pero no fuerces la máquina.

 

Está muy bien que quieras posicionarte en las primeras páginas de resultados de los buscadores. Y es genial que hagas un análisis exhaustivo de las palabras clave y su competencia, pero no te metas en jardines de los que te va a resultar difícil salir.

 

Un artículo mal redactado por escaso conocimiento sobre la materia, con desgana o por la avaricia de las SERP’s es visible a la legua:

  • Si es por el primer caso, las afirmaciones que viertas pueden afectar a tu marca personal.

  • Por el segundo, los lectores te abandonarán por ser un coñazo 💩

  • Y por el tercero, puedes caer en las redes de la sobreoptimización.

 

Así que elabora la lista y mantenla a buen recaudo para ir tirando de ella en la etapa de redacción.

 

Segunda etapa… ¡a por la redacción!

 

Segunda etapa: redacción del artículo, lectura y correcciones

 

¡Vamos a meter las manos en la masa! En esta segunda fase comenzarás a redactar tu post. Sigue los siguientes pasos… ¡será coser y cantar, ya lo verás! 😉 

 

7# Comienza a redactar según el índice que has creado

 

Ahora te toca redactar el artículo. ¡No tengas miedo!

 

Yo siempre lo escribo previamente en un documento Word para no guardar demasiadas copias del borrador en el blog. Además, su corrector te ayudará a la hora de marcarte posibles errores en la redacción.

 

Aunque en un principio no tengan sentido, escribe las frases tal cual te vienen a la cabeza. De este modo optimizarás tu tiempo y no te dejarás nada en el tintero. Más tarde elegirás las expresiones y el tono más adecuado para el artículo.

 

Y escribe siguiendo el índice que has creado en la primera etapa, intercalando con la información que has recabado de diferentes fuentes y anotando las direcciones web que deben ir en los enlaces de atribución.

 

Si eres consciente de que en esa vorágine de ideas estás repitiendo muchas palabras, usa un marcador de color amarillo puñeta (o del color que quieras, pero que sea súper chillón) para saber que tienes algo importante que corregir.

 

 

8# Ten siempre a mano diferentes herramientas de gramática online

 

Cuando empiezo a redactar, siempre (y cuando digo siempre es siempre) tengo abiertas dos herramientas que para mí son imprescindibles: el diccionario de la RAE y la página de sinónimos y antónimos de Wordreference.

 

Lo hago por cuatro razones muy sencillas:

  • Buscar sinónimos para evitar textos repetitivos (tu post no es una canción de reggaeton)

  • Evitar la sobreoptimización. La web es cada vez más semántica y los buscadores quieren variaciones y sinónimos en los textos.

  • Escribir lo más correctamente posible.

  • Elegir el significado adecuado para una palabra (recuerda: no es lo mismo estar en el candelero que en el candelabro 😎 )

 

Lee en voz alta tu artículo… ¡qué te oigan todos!

 

9/10# Lee en voz alta para realizar un primer repaso y detectar posibles gazapos

 

Una vez que has redactado el artículo, léelo en voz alta para escuchar posibles gazapos (palabras repetidas, expresiones que suenen extrañas y buscar la entonación adecuada según la puntuación que has utilizado)

 

Después, corrige aquello que marcaste con el color chillón de temporada.

 

No te preocupes si ves un mazacote de letras y líneas. Ve separando los diferentes encabezados y ve dándole el nombre que le corresponde a cada bloque según la información que contenga.

 

Después de esas primeras correcciones, léelo de nuevo para ver qué tal ha quedado. Aunque no debes obsesionarte con ello, es muy importante que el texto quede lo suficientemente claro para tus lectores. Muchas veces los ojos leen lo que quieren leer. Así que hazlo despacito.

 

 

11# Incluye una llamada a la acción al final del artículo

 

Lo normal es hacer una pregunta abierta para dar pie a posibles comentarios. Cuestiones como ¿conocías esta herramienta?, ¿qué te parece…?, ¿cómo haces tú para…? te ayudarán a que la audiencia se involucre con tu contenido.

 

¡Vamos con los últimos retoques del post!

 

Tercera etapa: puesta a punto del post y lectura final

 

¡Ya estás en la tercera etapa con el post casi finiquitado! Sólo tienes que hacer una última puesta a punto para publicarlo.

 

Pero no te agobies: son tareas que con el paso del tiempo se vuelven tan automáticas y tan rápidas que no publicarás nada sin dar estos pasos:

 

12# Utiliza las negritas y las cursivas

 

De esta manera pondrás más énfasis en las partes del texto que quieras resaltar (palabras o frases completas que subrayen una idea importante) y romperás con la monotonía de un texto demasiado uniforme.

 

 

13# Realiza las menciones y atribuciones necesarias

 

Si quieres ser un buen profesional del blogging, debes dar mérito a las fuentes que has utilizado para escribir tu post. Hazlo tanto con los autores de artículos que hayas leído, como con los autores de las imágenes que has utilizado.

 

Así no sólo mostrarás tu agradecimiento, sino que otorgarás mayor credibilidad a tu post apoyándote en fuentes sólidas.

 

Echa un vistazo a los links

 

14# Revisa que los enlaces incluidos funcionan correctamente

 

Uno de los factores que condiciona el posicionamiento SEO es la existencia de enlaces rotos en tu blog. Si no prestas atención a este tipo de situaciones podrías verte perjudicado por dos cuestiones:

  • Los buscadores entenderán que no cuidas lo suficiente tus contenidos y que, por tanto, no cumples con sus estándares de calidad.

  • Los lectores percibirán que tu sitio está desatendido y tendrás más posibilidades de que lo abandonen.

 

Para hacer esto de manera automática puedes utilizar el plugin para WordPress Broken Link Checker. Muy fácil de configurar, el plugin te avisará cuando haya detectado un enlace roto en cualquiera de tus páginas o entradas.

 

En caso de que tu blog no esté alojado en WordPress, te dejo este artículo de Javier Gosende en el que habla de varias herramientas para detectar este tipo de enlaces.

 

 

15# Destaca los anchor text para facilitar el clic a los lectores

 

Ya que utilizas fuentes externas y quieres darles su correspondiente mérito, destaca de alguna manera el anchor text para facilitarle el trabajo al lector.

 

No debes dejar que adivine dónde tiene que pinchar para ir al siguiente enlace, sino que debes indicárselo de la manera más clara posible.

 

 

16# Asigna una imagen destacada para tu artículo

 

Al asignar una imagen destacada a tu post ésta aparecerá, por ejemplo, en los post excerpt (extractos de tus artículos en el listado de entradas), en la zona de contenidos relacionados que puedes incluir al final de cada artículo o en la vista previa de tus publicaciones en las redes sociales.

 

Lo habitual es asignar aquella imagen que ilustra la cabecera del artículo, aunque puedes elegir la que creas más conveniente en cada caso.

 

Clasifica según categorías y etiquetas

 

17# Elige la categoría y las etiquetas adecuadas para tu entrada

 

Incluye el artículo en la categoría que mejor encaje en tu blog y elige la etiqueta (o etiquetas) por las que los lectores pueden encontrar el artículo en tu bitácora (dos o tres como máximo)

 

Recuerda que una buena organización en la información es sinónimo de calidad. Y si tus lectores encuentran fácilmente lo que buscan, el tiempo medio de estancia en tu sitio puede aumentar considerablemente.

 

 

18# Comprueba que los encabezamientos siguen una estructura lógica en el post (H1, H2, H3…)

 

Revisa que todos los encabezamientos siguen una estructura jerárquica lógica a lo largo del artículo.

 

Por ejemplo, en este post he utilizado tres encabezamientos de tipo H2 (uno por cada etapa en el proceso de creación de una entrada) y varios H3 (para enumerar los puntos de cada etapa)

 

 

19# Verifica la densidad de la palabra clave y su inclusión en diferentes partes del texto

 

Otro de los elementos a tener en cuenta para una buena estrategia SEO es la densidad de la palabra clave. Lo cierto es que no hay unanimidad respecto al porcentaje adecuado.

 

Mientras unos creen que lo ideal es situarlo entre el 1% y el 3%, otros opinan que podría incluso alcanzarse el 5% para llegar a un nivel óptimo.

 

Mi consejo es que pienses en cómo leen las personas, no cómo leen los buscadores. Si al realizar una lectura de tu propio texto crees que el término elegido es demasiado repetitivo, cambia de estrategia y opta por eliminar y/o sustituir por sinónimos u otras expresiones. Meter las palabras clave con calzador no es una buena idea.

 

Lo ideal es que ese término elegido también se encuentre en, al menos, uno de los encabezamientos. Pero mi consejo es que sólo lo hagas si la redacción tiene sentido.

 

Crear un título/subtítulo sólo para encajar la palabra clave es como querer meter el pie de un jugador de la NBA en un zapato de geisha 😳

 

¡Cúrrate el titular!

 

20# Asegúrate de que el título es lo suficientemente atractivo y que explica el contenido del texto

 

No engañes con titulares llamativos que nada tienen que ver con lo que se va a encontrar el lector en tu artículo. Tu objetivo es que las personas entren en tu blog, lean tu post y lo viralicen porque lo han encontrado realmente útil.

 

En el momento en que se dan de bruces con algo que no describe el titular, abandonarán tu web. Y esto te puede afectar negativamente de cara a un futuro.

 

 

21# Revisa la estructura del enlace permanente

 

Tienes que encontrar un equilibrio. Elimina palabras que no sean relevantes, pero no dejes un enlace permanente redactado a lo indio (yo querer hamburguesa queso mostaza llevar 👎)

 

 

22# Incluye una metadescripción para que se muestre en las páginas de resultados de los buscadores

 

Si utilizas WordPress como plataforma CMS, este paso te resultará muy sencillo con el plugin Yoast SEO. Te ayudará con todas las tareas de optimización SEO de tus artículos.

 

En este caso, existe un apartado para completar la metadescripción, que es el texto que se muestra en los llamados rich snippets.

 

Tus lectores se merecen un descanso

 

23# Utiliza elementos audiovisuales para dar un descanso al lector

 

Lo primero que hacen nuestros ojos cuando nos ponemos delante de un artículo es escanear, no leer.

 

Si no quieres abrumar a tu lector, utiliza elementos audiovisuales para darle un pequeño respiro (ya te hablaba de ello en este artículo)

 

Puedes utilizar imágenes, vídeos o frases destacadas. Para esto último usa plugins como Vcgs Toolbox, cuya función (entre otras muchas) es insertar una caja con una frase destacada lista para hacer clic y publicarla en diferentes redes sociales.

 

 

24# Optimiza las imágenes con el texto ALT y el atributo Title

 

Las imágenes también mejoran el posicionamiento, así que nunca está de más optimizarlas con el texto alternativo y el atributo Title.

 

 

25# Realiza una última lectura con todos estos elementos retocados

 

Cuando hayas hecho la puesta a punto de todos los elementos anteriores, echa un último vistazo al post para verificar que no se ha quedado nada en el cajón. Es el paso final para hacer clic en el botón de Publicar.

 

 

 

¡Y ya está! ¿Has visto qué sencillo es todo? Sé que estarás pensando: ¡mamma mía!, ¿tengo que hacer todo esto?

Si lo que quieres es redactar un post perfecto, yo te aconsejo que sí. Pero, don’t worry!. Como te decía antes, son tareas tan automáticas que las harás sin despeinarte en cuanto cojas un poco de soltura. Es más fácil de lo que imaginas. Sólo tienes que practicar.

 

¿Crees que se me ha olvidado algo?, ¿qué técnicas y trucos utilizas para redactar tus artículos? ¿Me lo vas a contar o eres un blogger Gollum?

 

Imagen de cabecera: Picjumbo.com

Imágenes de viñetas e infografías : Freepik.com

 

Autor

Beatriz Peña García

Soy periodista de vocación, marketera por una carambola del destino y madre de esta criatura llamada Maycom Tales. Curiosa empedernida, me gusta irme a la cama con una nueva lección aprendida.
Mi sueño es sentarme en un escalón cualquiera de Nueva Orleans y escuchar los acordes de una armónica y una guitarra tocando el blues más puro.

¿Me cuentas algo?

10 + seis =

Información acerca de la Política de Privacidad de este blog

Responsable: ¡Yo misma! Beatriz Peña García.

Finalidad: necesito estos datos básicos (nombre y mail) para moderar y responder los comentarios que dejes en este post.

Legitimación: tu consentimiento

Destinatarios: tus datos serán alojados en los servidores de Raiola Networks (mi proveedor de hosting) y que cumple con el RGPD.

Tiempo de conservación de tus datos: en cuanto me lo pidas, los elimino ¡sin más!

Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos en cualquier momento, así como a presentar una reclamación ante la autoridad de control (AEPD)

Información adicional: puedes consultar info detallada sobre Protección de Datos Personales en mi web + info

26 comentarios

  • Chica, tienes más recursos que el bolsillo de McGiver, vaya pedazo de infografias curradas. Yo por primera vez, he sacado la libreta para que no se me olvide una coma de lo que te quería comentar. Porque me pasa siempre que las mejores frases o ideas se me ocurren cuando estoy lejos del ordenador y cuando llego, me quedo mirándolo con cara de panfila sin saber por donde empezar. También tengo Wordreference al ladito cuando me meto en faena, no sé qué haría sin sus sugerencias. Y a partir de ahora, este artículo, también, porque aunque incluyo bastante de lo que comentas, siempre hay algo que se pasa por alto. La verdad es que redactar, conlleva un auténtico trabajazo sobre todo al principio cuando comienzas a rodar, pero una vez le pillas el tranquillo, pueden llegar a salir artículos tan maravillosos como este.
    PD: los 8tips, me los devoro mañana. Ojalá tuviera más tiempo para leerlo todo del tirón, me tienes enganchada. Un beso.

    • ¡Jajajaja! ¡Me encantaba McGiver, Raquel!
      Eres una crack, de verdad. Me parto contigo y tus ocurrencias. ¡Estoy contentísima de haberte conocido!
      Yo llevo siempre una libretita en el bolso (ya sabes, el bolso de una mujer esconde grandes secretos, jejeje!!) por si tengo fundida la batería del móvil. Bueno, qué cojones!!, y porque me encanta escribir a mano y las cositas de papelería, jijiji!!

      Ahí voy apuntando lo que se me ocurre, aunque sean frases inconexas porque, como tú dices, luego se te va la inspiración y no lo dices de la misma manera. Hay que aprovechar cuando vienen las musas.

      A mí al principio me costaba horrores escribir los post. Ahora sigo siendo igual de perfeccionista (o más), pero la redacción inicial es mucho más fluida. Y eso sólo se gana escribiendo mucho y leyendo todo lo que pillas por ahí (de lo que sea)

      Tengo pendiente pasarme con más calma por tu blog para leer las entradas más antiguas. Me parece una auténtica preciosidad, Raquel. Está muy currado, nena.

      Mil gracias por pasarte de nuevo guapa. Eres un encanto!! Un besazooooooo!

  • ¡Me encanta! Además prácticamente cumplo todos los pasos, jeje. Para mí la parte más divertida es el brainstorming: uso Evernote en el móvil para apuntar las ideas que se me vienen a la cabeza (a las 4 de la mañana suelo tener bastante inspiración) pero también vivo rodeada de post it y bolígrafos por si las moscas.

    Mi problema son los títulos, creo que no acabo de escribir buenos títulos para los post pero supongo que, como bien dices, la práctica me hará mejor cada día.

    Un saludo y gracias por este post 🙂

    • Hola Laura!!
      ¡Qué guay tenerte aquí, compi!
      Creo que nos parecemos un poco, jaja! El sueño y yo no encajamos muy bien y a veces me desvelo de madrugada. Y entre vuelta y vuelta en la cama se me van ocurriendo ideas (¡me pongo eufórica cuando se me ocurre algo a esas horas, jejeje!!)
      Ohhh!, ¿y los bolis y las libretas? Un día nos tenemos que juntar para ver quién lleva la libreta y el boli más molón, jajaja!!

      Sinceramente, yo no creo que tus títulos supongan un problema. Son claros, directos y que resuelven una duda/cuestión. ¡Para mí lo tienen todo, de verdad! Te descubrí hace poco y enseguida te añadí a mi Feedly precisamente por eso: por la claridad que transmites en los mensajes.

      Otra cosa es que veas que no te funcionan como deberían, pero para eso cuentas con la ventaja de lo online: puedes hacer las pruebas que quieras y cuando quieras. Ve introduciendo cambios poquito a poco y ve anotando el feedback y los resultados, pero para mi gusto están perfectos (repito, a mí me ganaste por ello)

      ¿Quieres un truco? Una compi me preguntó un día de dónde me sacaba los títulos… procuro dotar de cualidades humanas lo que quiero explicar, utilizar metáforas, comparaciones… incluso a veces soy irreverente y bestia. Eso sí, te tienes que sentir a gusto con lo que escribes (no lo hagas sólo por llamar la atención compulsivamente) Mi estilo es muy directo y llano y no me importa usar títulos como: “¿Para qué he creado este puñetero blog?” o “Se busca empresa seria para trabajar. Razón aquí” Es más, cuando parí esos titulares me quedé muy, pero que muy a gusto. Sólo tienes que buscar algo que encaje con tu personalidad y estilo.

      Bueno, espero haberte ayudado un poquito con esa espinita que tienes, jeje!!

      Un besazo Laura y gracias a ti por pasarte y comentar! Nos leemos!! 😉

      • ¡Jajajaaja! Acabo de hacer un pedido de post-it, clips y libretas para el año que viene que creo que les voy a dedicar una entrada 😛

        Muchas gracias por tu apoyo, cuando vi que me seguías fue como “¡OMG!” y busqué tu blog para engancharte a mi Feedly. Mi problema es que además de este blog, tengo otro de Historia, mi profesión, y claro, ahí tengo que ser un poco más seria, rigurosa, etc… Me cuesta cambiar el chip pero la práctica hace al maestro.

        ¡Nos vemos por la World Web Wide! 😉

        • Jajajaja!! Y seguro que serán de colorines. Me muerooo!! 😂😂

          Pues aquí me tienes para lo que necesites, Laura! Estoy segura de que vas a triunfar con ambos blogs. Tienes un estilazo muy bueno!!
          Y no tengas prisas por los cambios. Pasito a pasito 😉

          Un abrazoteeee!

    • Hola Miguel Ángel!!
      Jeje!! A mí no me da la vida con las notas. Las tengo repartidas por todas partes (Evernote, cuadernos, tarjetitas…) Las tiendas de todo a 1€ sobreviven gracias a mí, no te digo más!! 😉

      Me alegro que te haya gustado, compi!! Y que sepas que tu blog me encantaaaaa!
      Un abrazo!!

  • Alaaa por un momento también he pensado lo mismo que tú al final, que era una lista enorme, pero repasando me he dado cuenta que buena parte de los pasos como dices los hago ya automáticamente. Una curiosidad, ¿el definir palabras clave no debería ser uno de los primeros pasos con la redacción?

    Gran post, a compartirlo 😉

    • Hola RaMGoN!!!!!
      Jejeje!! Es que a primera vista parece una burrada y te acuerdas de todos los santos del calendario, pero en realidad son cosas que haces sin pensar una vez que adquieres la rutina de escribir. A mí al principio me parecía un mundo, pero es como cuando te levantas por la mañana: te rascas el culo, echas un pis y te lavas la cara 😉

      La definición de las palabras clave, para mí, está a caballo entre la fase del brainstorming y la de redacción. Por eso la he puesto al final de la primera etapa. Sé que hay bloggers que según les viene a la cabeza el nuevo post comienzan con el listado de keywords. En cambio, otros, lo hacen al final en función de lo que han escrito y reorganizan si es necesario el post.

      Para mí es algo a lo que no le quiero quitar su importancia (de ahí que esté entre las primeras etapas de todo el proceso global), pero a la que no quiero otorgar todo el protagonismo para no verme demasiado atada y condicionada a la hora de redactar. Supongo que es como todo: cada uno tiene sus truquillos 😉

      No sabes la alegría que me da leerte, RaMGoN, en serio. Tu opinión es very important para mí.
      Un abrazoteeeeeee y gracias mil por escribir y compartir!!!!

  • ¡Muy interesante! De hecho, me gusta como detrás de lo que dices hay una periodista o una escritora y no simplemente alguien que escribe para estar en las primeras posiciones de Google. Tampoco parece un refrito y eso se agradece.

    La lástima, como dice José Félix, es que el post es demasiado largo. Por ejemplo, yo intento leer contenido sobre redes sociales y marketing cada día, pero no puedo dedicarle mucho tiempo tampoco. En realidad es una pena… pero va así. ¿Y si lo divides en dos posts? Así también tendrías al lector pendiente…

    Gracias por dedicar ese tiempo al blog. No he leído mucho, pero parece que el contenido vale la pena 🙂

    • ¡Hola Vet!
      Muchísimas gracias por pasarte a comentar y dejar tu opinión sincera.
      Es cierto que el post es largo. Soy consciente de que cuando lo escribí se me fue de las manos, jejeje! En ese momento no se me pasó por la cabeza dividirlo. Hubiese sido una opción muy acertada, la verdad. De hecho, es una técnica que utilicé en una serie de post que titulé “Matrix está por todas partes. También en las redes sociales” y no me puedo quejar de la aceptación que tuvo.
      Lo tomaré en cuenta para las próximas temáticas que requieran una explicación más amplia. I promise you! Ains, es que en ese momento me dejé llevar por la emoción de plasmar un post completo de la A a la Z, ¡qué se le va a hacer!

      Gracias a ti Vet por dedicarle tu tiempo y tu paciencia al post. Y por tus palabras. Te lo agradezco enormemente.
      Ah! Y ahora mismo te añado en LinkedIn. Acabo de ver tu invitación.
      Un abrazo fuerte!!!

  • Para recomendar cómo escribir un Post perfecto fue necesario escribir un Post perfecto, el contenido está excelente, son buenos consejos y los he compartido en mis redes sociales… Considero que los consejos son útiles para cualquier editor principiante o avanzado.

    • ¡Hola Pedro Antonio!
      Me dejas sin palabras, de verdad (y mira que tengo verborrea, jeje) Muchísimas gracias por tu comentario. No sé si es un post perfecto, pero sí te puedo decir que es un artículo escrito con muchísimo cariño para poder ayudar a todo aquel que lo necesite.
      No sabes cuánto me alegra que te haya gustado y que lo compartas con tus seguidores. Para alguien como yo, que lleva poco tiempo en esto, es un plus para seguir avanzando en esta andadura.
      Millones de gracias de nuevo por dejar tu comentario!!
      Un abrazo fuerte!!

  • Hola!!!

    Un post súper completo y muy bien explicado, no falta detalle!! Como curiosidad, yo también utilizo las mismas herramientas que has nombrado en el punto 8, tal cual. XD

    Por otro lado, me he lanzado a comentar porque coincido con lo que plantea José Félix, y por mi parte también te animo a redactar un eBook! Yo lo veo!! No te lo pienses mucho. 😉

    Un abrazo Bea!!

    • ¡Hola Natalia!
      ¡No sabes la alegría que me da que me hayas escrito, jejeje! Me alegro que te haya gustado. He intentado plasmar todo aquello en lo que las personas pueden tener dudas a la hora de escribir un post. Al principio puede parecer un mundo, pero sólo hay que coger práctica y lanzarse a redactar (cada uno con su estilo)

      La verdad es que yo ya no sé escribir sin esas dos herramientas. Me facilitan mucho la vida y creo que es muy importante tenerlas como referencia para poder escribir lo mejor posible. Además, con su uso también aprendo cosas nuevas: palabras diferentes, formas de expresión, significados nuevos… ¡¡llevo el gen empollón!!

      Lo del ebook… ains!! Está ahí, en mis pensamientos. Pero como un proyecto para más adelante. Sé que es imposible saber de todo y controlar todas las disciplinas, pero ahora mismo siento que tengo muchas cosas todavía por aprender y sería un poco temerario intentar enseñar algo cuando yo aún estoy “verde”. Pero todo se andará. La idea está en mi cabeza, jejeje.

      Muchas gracias por tus palabras y por animarme a lanzarme a un nuevo proyecto. Es muy importante para mí.

      Y tú sigue así!! Tienes un blog que es una auténtica maravilla. Me estoy convirtiendo en una dinaminfoadicta!!

      Un abrazo bien grande Natalia!!

    • Hola Andrea!!
      Lo primero, bienvenida al blog!! Estás en tu casa!!
      Muchas gracias por tu comentario. Yo también soy novatilla, jejeje. Todo lo que sea con tal de ayudarnos entre todos.

      Un placer contar con tu presencia aquí. Mil gracias por pasarte por el blog y dejar tu comentario. Qué ilusión, jiji!!

      Un saludete y feliz jueves!!

  • Hola Bea:

    ¡Jo, cómo te curras los post, chica! Es muy completo y está muy bien explicado.

    Totalmente de acuerdo contigo en todos los pasos. Destacaría lo de, a la hora de documentarse, tener en cuenta también los resultados que se encuentran más allá de la primera página del buscador. Yo siempre lo hago, se encuentran cosas muy interesantes.

    • ¡Hola Itziar!
      Jijiji, muchas gracias. Pero la cosa tiene truco. Ahora mismo no estoy trabajando y puedo dedicarle al blog todo el tiempo del mundo.
      Me alegra que te haya gustado. Quizá sea un checklist demasiado extenso, pero quería dejar claros bastantes puntos en los que pueden surgir dudas.
      Y sobre lo que comentas de las páginas de resultados, ya veo que vamos de la mano en muchos aspectos, jeje!! Hay información muy valiosa tras ese top ten que nos muestra Google y compañía.

      Por cierto, tengo pendiente tu post de esta semana. A ver si me paso, que pinta muy requete!!

      Un abrazo guapetona y mil gracias por pasarte de nuevo por aquí!

    • Ha pasado por mi cabeza, pero como un proyecto para más adelante. Creo que ahora es momento de aprender un poco más antes de lanzarme a una aventura así.

      En cualquier caso, y volviendo al comentario de ayer, yo sí creo que mi esfuerzo se esté viendo recompensado. No de manera directamente proporcional, pero sí voy recogiendo mis frutos.
      No me he planteado el blog como una inversión en la que espero recibir resultados inmediatos, ni siquiera a corto plazo. Ya tengo mucho más de lo que podía esperar hace cuatro meses: más conocimiento, más comentarios, más visitas, más suscriptores, más y mejores amigos… El objetivo que estoy buscando lo tengo en el punto de mira y estoy en la senda. Y hace cuatro meses ni siquiera había comenzado a andar.

      Eso sí, tengo que corregir ese fallito del que hablábamos ayer y encontrar el equilibrio para no llegar agotada al final del camino. Y sobre todo, para que se pueda unir más gente a la caminata, jeje.

      Un abrazo!

  • Hola Bea, un gran trabajo nuevamente, felicidades!.

    Sin embargo hoy quiero “quejarme” desde el cariño y respeto.

    Creo que deberías seguir la linea de “menos es más”. Me explico.

    Demuestras un amplio conocimiento de lo que hablas, le dedicas tiempo y esfuerzo, se nota que eres una persona autoexigente con tu trabajo, detallista… Pero amiga (permiteme la licencia) en la web busca la síntesis.

    Creo que estas trabajando mucho, demasiado, dedicando un esfuerzo excesivo… pero no esta siendo recompensado.

    Tu post es bueno, muy bueno, un gran tutorial, de los mejores, pero peca en su tamaño. Un usuario busca soluciones, no el manual de instrucciones.
    Piensa lo siguiente:
    ¿Donde ven mis usuarios mi contenido? Apuesto que en el móvil.
    ¿En que punto mi usuario desconecta con mi contenido? Vigila tu google analytics.
    ¿Como lee un usuario una web? Escanea.

    Otra cosa, y en sintonia con tu post. No existen los post perfectos, existen los blogger apasionados con su blog, como tú.

    Es el ritmo propio y personal de cada blogger el que marca la diferencia… por que el mejor marketing, siempre ha sido uno mismo.

    Un abrazo.

    • Hola Bermejo!
      Te puedes tomar todas las licencias que quieras, ¡faltaría más! Sé que lo haces con todo el cariño y respeto del mundo.

      Sólo puedo darte la razón en lo que me dices. Este nivel de autoexigencia me está matando. Quiero explicar todo lo mejor posible y con tanto nivel de detalle que quizá esté perdiendo a mucha gente por el camino por esa infoxicación a la que les estoy sometiendo.

      Te puedo asegurar que soy consciente de ello y quiero ponerle remedio. No es algo que me pille de sorpresa. Sé que tengo que buscar un término medio. Tanto por mí como por los demás.

      Todas las críticas son bienvenidas. Y más si vienen de ti.

      Un abrazo y mil gracias por tu ayuda!!