Marketing + Comunicación

7 estrategias para (des)enamorar a tu audiencia

Estrategias de contenido que desenamora a la audiencia

Soy una cotilla, lo reconozco. Me encanta curiosear por las webs de noticias: leerlas, compararlas, sacarles su jugo…

Supongo que es algo que va en el kit profesional de periodista.

 

Te puede parecer muy aburrido, pero a mí me mola leer la misma información en diferentes portales. Y te aconsejo que tú también lo hagas. No sólo para estar al día, sino para que tengas varias perspectivas de lo que se cuece en el mundo y cómo lo cocinan y lo emplatan los medios.

 

Y te confieso mi insaciable curiosidad porque paseando por Twitter, Facebook & company me he dado cuenta que los medios de comunicación españoles (salvo pocas excepciones) tropiezan en errores muy gordos.

Errores que me llevan a la conclusión de que les importa poco (o muy poco) su reputación onlinesus seguidores y sus estrategias de contenido. Y tratan a los usuarios como a la típica novieta de toda la vida a la que no hace falta mimar porque creen que la tienen más que segura…

 

 7 estrategias para espantar a tu audiencia

Cómo perder a tu audiencia en 7 cómodos pasos

 

7 estrategias de contenido que espantarán a tu audiencia

 

Si quieres evitar los típicos jueguecitos de enamorados con tu audiencia, echa un vistazo a los siguientes ejemplos de prácticas poco recomendables en tus diferentes estrategias de contenido.

 

Adapta el mensaje a cada medio

 

#1 No publiques el mismo mensaje en diferentes redes sociales

 

Los medios online tienen dos puñeteras obsesiones:

  • Dar la noticia antes que la competencia
  • Dirigir el mayor tráfico posible hacia una web de destino

Esto ha provocado que se dediquen a automatizar todo su contenido y se olviden de lo realmente importante: nosotros. ¡Hazlo de una manera diferente!:

 

Estudia a tu audiencia y aprovecha las estadísticas que te ofrece cada red

Analiza los contenidos que más viralizan, con qué lenguaje logras más engagement, a qué horas tienes picos y valles. Incluso qué contenidos reciben más críticas porque no se consideran del todo interesantes.

Si estás dispuesto a ir más allá, puedes usar las encuestas para tantear sus preferencias.

 

→ No publiques los mismos contenidos en todos tus perfiles y adapta los mensajes a tu audiencia

Publica menor cantidad de información, pero más adecuada y de mejor calidad. Tus seguidores te lo agradecerán porque la sobreinformación puede llegar a ser contraproducente. No hay que ser como Dios y estar en todas partes.

 

→ Si decides publicar el mismo contenido hazlo con un mensaje distinto en cada red

Así podrás captar la atención de tus seguidores con un lenguaje acorde a su perfil y a la plataforma en la que te estás moviendo en ese momento. En definitiva: habla su idioma.

 

→ Ten cuidado con las automatizaciones de contenido

Son geniales para llegar a una audiencia determinada (como por ejemplo, por la diferencia horaria), pero procura ser lo más fresco posible en tus comunicaciones.

Úsalas teniendo claras tres premisas: a qué red social estás lanzando el mensaje, a qué hora vas a hacerlo y la vigencia del contenido que publicas.

 

Usa términos adecuados a cada medio

 

#2 No uses términos propios de otras redes sociales

 

Una de las principales consecuencias de la automatización de contenidos es el uso de expresiones propias de otras plataformas.

Que sí, que Twitter es archimegaconocido, pero no todo el mundo tiene por qué entender esa palabreja tan rara que lleva ese símbolo tan lolailo, por ejemplo.

 

Siempre habrá una red social que sea tu ojito derecho, pero eso nunca deben saberlo tus seguidores. Cada red  y cada usuario son únicos y todos ellos deben ser los reyes de tu casa.

 

¡Así que no lo olvides! Personaliza tus mensajes para cada red social. Y, sobre todo, moléstate en leer dos veces el mensaje antes de lanzarlo a la estratosfera online. ¿Para qué vas a hacer las cosas mal cuando puedes esmerarte un poquito? 

¡No seas un clon de otras webs!

 

#3 No dupliques contenido, ¡por Dios!

 

Sí, con la Santa Iglesia acabas de topar. Nunca, jamás, jamás de los jamases dupliques contenido.

Voy a darte varias razones, pero me gustaría que antes dieses una vuelta por la página de Herramientas para Webmasters de Google para veas qué se considera contenido duplicado y cómo puedes evitarlo o enmendarlo una vez que has sobrepasado la línea (a conciencia o no):

 

→ Penalización de los buscadores

Tu web puede verse penalizada de dos maneras:

  • O bien empeorará la clasificación en los índices
  • En el peor de los casos, tu sitio será eliminado de dichos índices y dejarás de aparecer en los resultados de búsqueda.

 

La prioridad hoy en día es el usuario y hay que ofrecerle contenido original y de valor. Así que no despiertes a la Googleinquisición o te provocará alguna que otra pesadilla.

 

→ Consecuencias legales

Si copias contenido de otro sitio web puedes verte en serios problemas legales por haber infringido una parte de la Ley de Propiedad Intelectual ( copyright o derechos de autor)

Como bien nos aclaran en la web de Digital Media Rights

Digital Media Rights

 

Te aconsejo que leas este post de Digital Media Rights para aclarar términos como copyright, licencias Creative Commons, registro y reconocimiento, infracciones, sanciones, etc.

 

→ Mala experiencia del usuario

Imagínate la cara que pondrías si, buscando información, te topas con un contenido duplicado. Una cosa es encontrarte artículos parecidos o remixes y otra es que te ofrezcan un clon de otras webs. ¿A que sentirías que te están intentando tomar el pelo y te están haciendo perder el tiempo?

Apuesta por el principio de la empatía. Así que no ofrezcas una mala experiencia al usuario porque llegará, oteará, se irá y, por supuesto, no volverá.

No tienes necesidad de cabrear al mundo. Esfuérzate un poco y ofrece algo original. Las experiencias negativas tienen un peso muy importante a la hora de expresar opiniones.

 

→ Mala reputación online

Una mala experiencia del usuario traerá como consecuencia una pésima reputación online. El boca-oreja puede convertirse en tu mejor aliado o en tu peor pesadilla. Y tus seguidores o clientes sólo verán que:

  • No les respetas ni a ellos, ni a los verdaderos autores del contenido.
  • Andas falto de imaginación y tienes que andar copipasteando lo de los demás.
  • Demuestras escaso interés por tu reputación.
  • Te mueves por unos fines no muy respetables.

 

A continuación te dejo un claro ejemplo de contenido duplicado. Son dos enlaces de una noticia idéntica en Informativos Telecinco y en Noticias Cuatro.

Creo que más arriba te he dado motivos suficientes para evitar estas estrategias de contenido. Así que sólo puedo decirte…be diferent!! 

 

¡No seas un marinero clickbaiting!

 

#4 No confundas el Call to Action con el Click Baiting

 

El actual negocio de los medios de comunicación online se basa principalmente en dos modelos publicitarios: CPM (coste por mil impresiones) y CPC (coste por clic)

Son objetivos más sencillos de alcanzar y, por sus impactantes y mareantes cifras, más fáciles de meter por los ojos al anunciante.

 

Cuantas más visitas tenga una web, más impresiones se consiguen y cuantas más impresiones, más posibilidades de hacer clic. Estadística pura. Por ello, estas empresas no apuestan por la calidad de las visitas sino por una cantidad lo suficientemente impresionante que favorezca la venta rápida a golpe de clic facilón

 

¿Qué es el click baiting?

En Agosto de 2014 Facebook anunció un cambio en sus algoritmos para mejorar la experiencia del usuario y combatir el spam.

Tal y como explican Khalid El-Arini (Research Scientist) y Joyce Tang (Product Specialist) en el blog corporativo de Facebook, el click baiting se produce cuando un editor publica un vínculo con un título que anima a la gente a hacer clic para ver más, sin darle mucha información de lo que van a ver después.

 

El click baiting vendrá determinado por:

  • El tiempo que tarda el usuario en volver a Facebook después de pinchar en el enlace
  • Por el ratio de comentarios y número de veces que se ha compartido el artículo en comparación con el número de clics recibidos. Así que si acumulas muchos clics pero generas poco engagement… malo, malo.

 

Con esta actualización (y otras como ésta de Mayo de 2017) se pretende acabar con una práctica que viene siendo utilizada por muchas empresas para engordar las estadísticas generales de su sitio.

 

Te recomiendo que, salvo que quieras hacer caja fácil, sigas estos consejillos:

→ Deja a un lado el click baiting y apuesta por una buena base informativa

Quizá recibas menos visitas, pero seguro que serán de mejor calidad (más tiempo en el sitio, más páginas vistas…)

Así que olvídate de las medias tintas con fotos misteriosamente recortadas o con textos del  tipo ¡Oh my God, no te lo vas a creer cuando leas la noticia!

 

→ Utiliza titulares llamativos

Pero que resuman perfecta y fielmente el contenido de tu artículo.

 

→ No engañes ni seduzcas a tu audiencia con promesas de algo que no vas a poder cumplir

Alcanzar las expectativas de cada lector es muy subjetivo e imposible de conseguir. Se trata de dar realmente lo que prometes.

 

→ No hagas lo anterior sólo para recibir visitas

Acompáñalo, impepinablemente, de un contenido de calidad. Haz que tus usuarios dejen de ser meras visitas puntales y conviértelos en una verdadera comunidad.

 

→ Debes estar al día de las normas de publicación  y de las actualizaciones de sus algoritmos

Así evitarás penalizaciones innecesarias. En este caso he hablado del click baiting en Facebook, pero que no esté penalizado en otras plataformas no quiere decir que sea moralmente lícito.

 

Crea contenido que sea útil y de gran valor

 

#5 No generas contenido de valor

 

Seguro que habrás escuchado mil veces que el contenido es el rey. ¡Pues aquí tienes la mil y una!. Sí, el contenido es el king y es una de las claves del éxito en tu estrategia de contenidos.

 

Por mucho que te esmeres en otros aspectos, sin un contenido útil para tu comunidad lo tienes un poquito más difícil en la merienda de negros que se ha convertido el mundo online.

Esto no quiere decir que te olvides del resto de elementos. En absoluto. Sólo digo que es un punto muy importante.

 

Herramientas de la factoría Google como Keyword Planner, Trends, Webmasters Tools o Analytics; u otras como Semrush o SocialMention te pueden facilitar mucho la tarea a la hora de cazar y servir contenido interesante para el público. 

 

Aquí te dejo varios consejos para conectar con tu comunidad:

→ Escribe de lo que te gusta (y se te da bien)

De nada te sirven unas estadísticas brutales sobre el tratamiento de la depresión de la gallina adulta, si no tienes ni puñetera idea del tema y no te atrae en absoluto hacer un artículo sobre ello.

Al final estas cosas se notan (como cuando tu madre te ponía la coliflor y te dejabas más de la mitad en el plato)

 

→ Lee y escucha activamente a tu comunidad

Por mucho que te empeñes en que es muy interesante la nueva edición de Gran Hermano, si tu audiencia pasa de esos shows es mejor abandonar ese terreno.

Te arriesgas a perder una parte importante de tu comunidad o a convertirla en una horda de trolls.

 

→ Ofrece aquello que los demás no ofrecen

No se trata sólo de ver qué es lo que más interesa, sino lo que más interesa pero se encuentra huérfano de contenido. Existen nichos de mercado que arrojan cifras impresionantes en cuanto a búsquedas o menciones, pero también en competencia.

Quizá te interese un nicho más pequeño pero que esté desatendido y no esté en el foco de los demás.

Si entras en un nicho de mercado saturado, ofrece algo realmente innovador para diferenciarte de la competencia.

 

Si entras en un nicho  más pequeño, empieza por realizar un adecuado análisis long tail para posicionarte correctamente.

 

→ Elabora una buena curación de contenidos

Ponte en la piel de los demás y piensa cómo te gustaría que fuese ese contenido que tanto buscas. Haz la labor de un buen content curator para tu audiencia. Facilítale todo lo posible la búsqueda y localización de información.

Es realmente gratificante ver que algunos bloggers se dejan los cuernos por ofrecernos megatutoriales sobre herramientas, plantillas descargables, ebooks… y todo ello lo comparten generosamente.

Ese trabajo conlleva muchísimo esfuerzo, muchas horas de lectura y testeo. Piensa cómo puedes ayudar a tu audiencia y conviértete en su referencia a la hora de buscar información.

 

→ ¡Ojo con los fakes!

No sería la primera vez que una noticia falsa se cuela en la redacción de un medio y lo publica a bombo y platillo.

Documéntate todo lo posible y si tienes la menor duda sobre la procedencia o veracidad del contenido, no lo publiques.  

 

→ No te cuelgues medallas: cita a tus fuentes y reparte el mérito

Como dice el refranero, es de bien nacido ser agradecido. Cita las fuentes en las que te has basado o las que te han inspirado para hablar sobre un tema. Eso le añadirá valor a tu contenido.

 

Diseña una buena estructura web

 

#6 No usas correctamente las etiquetas ni las categorías

 

Las etiquetas son un potente recurso para facilitar la búsqueda y seguimiento de información y para retener las visitas el mayor tiempo posible.

Un buen empleo ayudará al usuario a ir de flor en flor por tu web mejorando su experiencia y, por tanto, tus estadísticas.

 

Se tiende a dar mayor importancia a las categorías que van formar el esqueleto (lo que se conoce más técnicamente como taxonomías), pero no se le presta la suficiente atención al etiquetado de la información (aquí entran los términos de folksonomías y tesauros)

 

Taxonomías, folksonomías y tesauros

Imagina la web de un medio de comunicación. Se dividirá en categorías (taxonomías) como: España, Internacional, Deportes, etc. y dentro de cada sección o categoría se incluirán noticias de su temática.

Las taxonomías, a diferencia de las folksonomías, sí establecen una jerarquía y se usarán para presentar la estructura global de tu web.

 

Para facilitar que el usuario encuentre contenido relacionado se utilizan las etiquetas (folksonomías). Es una manera de delimitar aún más el contenido con términos más cercanos al lector (por los que podría hacer una búsqueda)

 

Pero, ¿qué pasa cuando son demasiado genéricas o son palabras polisémicas?. Pues que englobarán noticias de diferente contenido y poco relacionadas entre sí. 

 

Para evitar errores de etiquetado se utiliza el tesauro, que viene a ser un término genérico para reunir bajo el mismo paraguas diferentes conceptos que se refieren a contenidos relacionados.

Por ejemplo, sería correcto aglutinar bajo el tesauro Isabel Pantoja o Caso Malaya noticias referentes a esta persona o a este proceso judicialpero sería incorrecto usar palabras tan genéricas como cantante corrupción.

 

El problema está en que a la hora de etiquetar la información se hace bajo el criterio personal del redactor o del encargado de volcar el contenido online. Y a veces es tan subjetivo que no son palabras representativas de lo que hemos leído.

 

Para ello, hay que dejar claro qué significan estos tres elementos y para qué sirve cada uno de ellos. Deben ser términos que tengan valor y sentido real para la búsqueda de información.

 

Recuerda lo que te he comentado al comienzo de este punto: una buena estructura web y una buena estructura de la información mejoran la experiencia del usuario. Y eso, de verdad, no tiene precio.

 

No te quedes mudo ¡y habla con tus seguidores!

 

#7 No interactuas con la audiencia

 

En muchos post de Facebook veo que algunos medios lanzan preguntas tipo: ¿qué os parece la nueva ley de…?, ¿quién creéis que ganará el…?, ¿por qué pensáis que…? Cuando yo pregunto algo es para obtener una respuesta y poder entablar una conversación. Llámame tonta 😯 

 

Los medios preguntan y repreguntan para tentar la curiosidad de sus seguidores y provocar el clic, pero no encuentro ni una sola respuesta del medio manteniendo la conversación. Es imposible responder a cada uno de los comentarios, pero podrían hacerlo a ideas comunes y así interactuar con sus seguidores, ¿no crees?

 

En tu caso, un blog no sólo vive de tus publicaciones. De hecho, vive de la suma de éstas y de los comentarios e interacciones. Por eso, si quieres mantener viva a tu audiencia tienes que plantearle cuestiones que puedan interesarle y generar un buen debate (sano)

 

Si preguntas tienes que estar dispuesto a responder. Sino, ¿pá qué lo haces?, ¿para aparentar que eres más cercano?, ¿para parecer guay?, ¿o para intentar cumplir con el decálogo de buenas prácticas del community manager o blogger? No inicies la cadena de un feedback que vas a dejar a medias.

 

Resumiendo que es gerundio

 

¡Resumiendo, que ya es hora…!

 

Si has llegado hasta aquí, mi más sincera enhorabuena. Después de un post de casi 3.000 palabras tienes todo el mérito del mundo. Y como dice el título de este punto, ¡resumiendo, que ya es hora!:

  • Personaliza tus mensajes en redes sociales para cada tipo de público. Estudia su comportamiento y comunícate según sus necesidades.

 

  • Sé original y no dupliques contenido.

 

  • No es necesario publicar en todas las redes sociales habidas y por haber. Ahorrarás mucho tiempo y esfuerzo.

 

  • Sé generoso con las fuentes que te han inspirado o en las que te has basado. Menciónalas.

 

  • No utilices técnicas estrambóticas o irregulares para conseguir visitas.

 

  • Adáptate a cada red social, a su lenguaje y a sus características o peculiaridades.

 

  • Genera contenido de valor. Adopta la figura del content curator para convertirte en una referencia para tus seguidores.

 

  • Crea una buena estructura de la información para generar una buena experiencia de usuario.

 

  • Interactúa con tu audiencia. No le des la espalda.

 

¡Yo ya tengo la lengua seca!  😀 Ahora te toca a ti: ¿qué estrategias de contenido utilizas para atraer y mantener a tu audiencia?, ¿añadirías algo más al peaso de tostón que te acabo de soltar?, ¿has caído en la tentación de utilizar alguna de estas estrategias? ¡No dudes en comentar, que yo no dudaré en feedbackear contigo!

 

Imagen de cabecera: Picjumbo.com

Imágenes de viñetas: Freepik.com

 

 

Autor

Beatriz Peña García

Soy periodista de vocación, marketera por una carambola del destino y madre de esta criatura llamada Maycom Tales. Curiosa empedernida, me gusta irme a la cama con una nueva lección aprendida.
Mi sueño es sentarme en un escalón cualquiera de Nueva Orleans y escuchar los acordes de una armónica y una guitarra tocando el blues más puro.

¿Me cuentas algo?

20 + 19 =

Información acerca de la Política de Privacidad de este blog

Responsable: ¡Yo misma! Beatriz Peña García.

Finalidad: necesito estos datos básicos (nombre y mail) para moderar y responder los comentarios que dejes en este post.

Legitimación: tu consentimiento

Destinatarios: tus datos serán alojados en los servidores de Raiola Networks (mi proveedor de hosting) y que cumple con el RGPD.

Tiempo de conservación de tus datos: en cuanto me lo pidas, los elimino ¡sin más!

Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos en cualquier momento, así como a presentar una reclamación ante la autoridad de control (AEPD)

Información adicional: puedes consultar info detallada sobre Protección de Datos Personales en mi web + info

6 comentarios

  • OMG! Vaya pedazo de post! Esta muy currado, enhorabuena.

    Me han gustado todos los puntos, pero me quedo con el 4. Estoy haaaarto de estas páginas web que te adulan con titulares llamativos y luego te encuentras una chorrada de contenido. Eso lo hacen mucho algunos diarios conocidos como el Qué! y algunos más.

    En fin, la verdad es que este post es tan completo que podría comentar rato y rato, pero aun tengo que cenar jajaja.

    Lo dicho, enhorabuena por el post.

    Un saludo Bea 🙂

    • Hola Borja!!
      Perdona que no te haya contestado antes, pero ayer por la noche estaba KO 🙁
      Muchas gracias por tus palabras, yo sí que digo OMG!!! 🙂

      La verdad es que desde que Facebook cambió el algoritmo y penalizó a las páginas que hacían uso del clickbaiting ha bajado bastante este tipo de publicaciones, pero sí que es cierto que lo sigo viendo, como tú muy bien apuntas, en diarios como Qué! o los diarios deportivos. Es algo menos descarado que antes (cuando incluían imágenes recortadas y frases del tipo ¿a que no sabes quién…?), pero lo siguen utilizando para conseguir clics.
      Supongo que les dará un poco igual porque reciben tráfico por otras fuentes, pero no deberían descuidarlo y dar esa pésima imagen.

      Espero que te sentase bien la cena, jejeje!!

      Un abrazo y mil gracias por pasarte de nuevo y dejarme tu opinión 😉

  • Estos puntos son muy importantes y son elementos a tomar en cuenta principalmente para los blogeros novatos como yo que procuramos darnos a conocer y aunque como dicen por ahí ” nadie aprende por cabeza ajena” poder tener la orientación de los mas experimentados nos ahorra uno que otro tropiezo. Excelente aporte.

    • Hola Rodrigo!
      Bienvenido al blog!
      Me alegra que te haya gustado el post y que te sirva como una pequeña referencia para desarrollar tu camino como blogger.
      Poco a poco vas aprendiendo cosas y errores los cometemos todos. Por eso no te preocupes. Yo también soy novata como quien dice, jeje.
      Y tú estás haciendo algo muy bueno, que es comentar. De esta manera vas a aprender muchas cosas, vas a conocer a mucha y muy buena gente y te vas a dar a conocer. Sigue con esta costumbre y verás cuantos beneficios te va a reportar.
      Gracias por tu visita y por dejarme unas palabras Rodrigo.
      Un saludete!!

  • Por duplicar, traducir y hacer creer que el contenido era “suyo” he dejado de seguir a varios blogs, uno de ellos con cierto renombre y clamando que es es líder en noticias de social media, bla bla bla… en fin… como curioso, apasionado de la buena información, la que viene de BUENA FUENTE, he aprendido a ser selectivo, y a darme cuenta de quienes son honestos, y quienes no. Hay que darle crédito a quien lo merece, hay que ser sociales y tener “modales”, al final, estamos en un medio para compartir, intercambiar opiniones, hacer amistades y quien sabe? podría aparecer alguien interesado en lo que hacemos! Saludos! Excelente artículo!!!

    • Totalmente de acuerdo Kevin. Creo que es muy importante dar mérito y crédito a quienes nos han enseñado algo, ya sea por un artículo en la red, por un libro que hemos leído, o a quienes nos facilitan los recursos, como en el tema de las imágenes. Y sobre todo, es muy importante no engañar a tu audiencia con truquillos. Al fin y al cabo, si lo haces, te estás engañando a ti mismo.
      ¡Muchas gracias por tu comentario y valoración!
      Un saludete!!