Marketing + Comunicación

6 lecciones de un niño sobre el marketing de contenidos

Los niños y el marketing de contenidos

¿Sabías que un niño es capaz de enseñarte muchas más cosas de las que imaginas? ¿Y sabías que puede darte varias lecciones para crear un contenido lleno de frescura para tu negocio? ¡Hoy vamos a aprender de esos locos bajitos!

 

Cuando nos remangamos para dar forma a nuestra estrategia de contenidos a veces pasamos por alto que al otro lado de la pantalla hay personas.

 

Que sí, que Google y compañía son importantes. Pero olvídate un poco de ellos y céntrate en aquellos que te leen de verdad, no en sus arácnidos engendrados en Silicon Valley.

 

Y es que por mucho que perfeccionen esos algoritmos que te hacen bailar en las SERP’s, los buscadores nunca van a entender de emociones y sentimientos.

 

A la hora de generar un buen contenido hay que ponerle esa mezcla de sensibilidad y pasión que sólo los ojos de una persona son capaces de detectar.

 

Y si hay alguien capaz de dar lecciones magistrales sobre ello, ese alguien sin duda es un niño. Con su inocencia y su mirada pura nos puede abrir los ojos a una realidad bastante más sencilla de lo que imaginamos.

 

6 lecciones de un niño para que lo petes con tu marketing de contenidos

 

6 tips para petarlo con tu marketing de contenidos

¿Quieres ver qué te puede enseñar un enano a la hora de crear tu estrategia de marketing de contenidos?

#1 Se comenta, se rumorea… que los niños siempre dicen la verdad

 

Bueno, también los borrachos, pero hoy no toca hablar de intoxicaciones etílicas. Esa sinceridad es un tanto artificial.

 

Por norma general, los niños nunca mienten y son especialistas en ponerte en más de un aprieto con sus ataques de honradez. A la hora de generar contenido tienes que hacer alarde de esa cualidad tan propia de ellos.

 

No mientas, no exageres, no inventes datos escalofriantes para llevarte el gato al agua.

Las mentiras tienen las patas muy cortas. Algún día, cuando menos te los esperes, la verdad te estará esperando a la vuelta de la esquina cual pantufla de una madre con efecto boomerang. Esa que, vayas donde vayas, siempre termina haciendo diana.

 

Sé sincero con todos aquellos que te rodean: con los que ya son parte de tu comunidad y con los que quieres que algún día te sigan. No pretendas posicionarte como un experto cuando no sabes ni cómo funciona el mecanismo de un chupete. No vendas productos o servicios que no cumplen con las expectativas de tu audiencia.

 

Con las mentiras sólo conseguirás destruir tu personal branding.

 

¡Diviértete!

 

#2 Diviértete

 

Cuando te propongas generar contenido, sólo puedo aconsejarte que… ¡te diviertas! Pásatelo bien, disfruta con lo que haces, ponle ilusión al asunto. Prueba, rompe, encaja piezas redondas en huecos cuadrados…

 

Cuando un texto está escrito de manera automática y sin ilusión es como cuando llevas a tu niño al cumpleaños de la centenaria tía abuela del pueblo. El niño está ahí: repeinado hacia un lado, con el pantalón de los domingos y bañado en Nenuco, pero su cara es un auténtico cuadro de Picasso.

 

¿Quieres enganchar a tu audiencia? Diviértete con lo que haces. Con tu estilo y tu sello propio, pero pásatelo bien. Un marketing de contenidos elaborado al pim, pam, pum para salir del paso es como leer los pliegos de un concurso público (insufribles, ya te lo digo yo)

 

Tienes que encandilar a los lectores con tus historias, tu lenguaje particular y tu forma de presentar el contenido. Y eso sólo se consigue cuando pones un toque de diversión de tu parte.

 

De esta manera conseguirás que tu audiencia se siente en el suelo y escuche embelesada todo lo que le quieras contar como los niños se sientan a escuchar su cuento preferido.

 

¡Échale imaginación al asunto!

 

#3 Échale imaginación al asunto

 

Qué mejor manera de enganchar a tus lectores que con un contenido diferente. Como ya te comenté en el post 8 tips para sacar músculo a tu imaginación bloguera, todos somos creativos.

 

Hay que escapar de las ideas preestablecidas porque, sino, iremos a parar al cajón de los juguetes aburridos.

 

Un niño es imaginativo por naturaleza: sueña, fantasea e inventa personajes y mundos extraordinarios sin ningún tipo de pudor. ¿Por qué no haces tú lo mismo?

 

Enfoca los temas desde un punto de vista alternativo, usa un lenguaje diferente y aprovecha los recursos audiovisuales que tienes a tu alcance para destacar sobre los demás.

 

Si te da un poco de reparo aplicar estos principios sobre el texto, da rienda suelta a todo tu potencial creando infografías o vídeos llamativos o poniendo a tu servicio la gran cantidad de mockups que hay disponibles en la red.

 

Transfórmate en superhéroe o… ¡en superheroína!

 

#4 Transfórmate en el superhéroe de tu nicho

 

En toda buena historia infantil que se precie siempre hay un superhéroe al rescate. Un tío disfrazado de personal normal (o más bien tirando a tontaco) cuya misión es ayudar a la humanidad.

 

A través del marketing de contenidos puedes convertirte en el superhéroe que tu comunidad está buscando. No es cuestión de jugarte la vida intentando parar el AVE a su paso por la estación de Santa Justa. Sólo es cuestión de presentarte como esa opción a la que siempre acudir (o al menos consultar en primera instancia) cuando se necesita aclarar una duda.

 

Ese punto de referencia en el que te conviertes gracias a la información que generas es el paso previo, por ejemplo, a una posible captación de leads (algo que te acercará a una futura contratación de tus servicios

 

¡Da rienda suelta a tu espontaneidad!

 

#5 Sé espontáneo y atrevido

 

¿Te gustaría ver un ejemplo de espontaneidad en toda regla? A continuación te dejo el link de una anécdota que ocurrió en una boda norteamericana. La imagen habla por sí sola y con este ejemplo quería ilustrar este punto (no te voy a desvelar detalles)

Tu contenido (si bien tiene que regirse por un calendario editorial previamente establecido) debe desprender espontaneidad y frescura. Tus seguidores deben sentir que tú y tu blog sois un soplo de aire fresco.

Si no te encuentras cómodo con ciertas expresiones o modismos es mejor que no fuerces. Utiliza un lenguaje con el que te sientas identificado, pero que conecte con tu audiencia.

 

Y si no tienes miedo, rompe con esos términos que te encorsetan y no te dejan mostrarte tal y como eres.

 

Sé osado y atrevido a la hora de generar contenido, en tu lenguaje y en el planteamiento de tus ideas. Arrancarás más de un guiño y alguna que otra sonrisa a tus seguidores.

 

La verdad es como la pantufla de una madre: te persigue hasta que hace diana. - piopialo          

 

#6 ¡Y nunca dejes de curiosear!

 

Este es uno de los mejores consejos que puedo darte. Hazlo por ti y por tu negocio (sea cual sea tu nicho) Nunca dejes de husmear y nunca dejes de preguntar y aprender.

 

Explora nuevas materias, ponte al día con nuevos estudios y no tengas miedo de acercarte y escuchar ideas o planteamientos diferentes.

 

Por ti, para seguir aprendiendo y por tu audiencia, a la que ofrecerás un contenido innovador y de gran valor. Tienes que demostrar que tú y tu empresa estáis en constante evolución.

 

Infografia 6 lecciones de un niño marketing contenidos

Infografía sobre los niños y el marketing de contenidos

 

Y hasta aquí la entrada de hoy. Espero que estas seis lecciones te sean útiles a la hora de crear tu propio contenido.

 

Como te decía al principio, a veces la vida es mucho más sencilla de lo que imaginamos. Y si la miramos a través de los ojos de un niño se nos abre un mundo lleno de posibilidades y sin barreras.

 

Ahora cuéntame tú: ¿qué has sido capaz de aprender de los enanos?, ¿te han dado alguna lección que te ha dejado tieso?, ¿aún conservas ese niño en tu interior y te ayuda en tu día a día como blogger?

 

No dudes en dejarme tus garabatos en los comentarios. Y no te preocupes si los renglones te salen torcidos, esto no es un Cuadernillo Rubio  😉 

 

Imagen de cabecera: Kaboompics.com 

Imágenes de viñetas e infografía: Freepik.com

 

Autor

Beatriz Peña García

Soy periodista de vocación, marketera por una carambola del destino y madre de esta criatura llamada Maycom Tales. Curiosa empedernida, me gusta irme a la cama con una nueva lección aprendida.
Mi sueño es sentarme en un escalón cualquiera de Nueva Orleans y escuchar los acordes de una armónica y una guitarra tocando el blues más puro.

¿Me cuentas algo?

11 + 12 =

Información acerca de la Política de Privacidad de este blog

Responsable: ¡Yo misma! Beatriz Peña García.

Finalidad: necesito estos datos básicos (nombre y mail) para moderar y responder los comentarios que dejes en este post.

Legitimación: tu consentimiento

Destinatarios: tus datos serán alojados en los servidores de Raiola Networks (mi proveedor de hosting) y que cumple con el RGPD.

Tiempo de conservación de tus datos: en cuanto me lo pidas, los elimino ¡sin más!

Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos en cualquier momento, así como a presentar una reclamación ante la autoridad de control (AEPD)

Información adicional: puedes consultar info detallada sobre Protección de Datos Personales en mi web + info

18 comentarios

  • Hola Bea.

    Buen enfoque! Soy padre y puedo asegurar que tienes toda la razón en que tenemos mucho que aprender de los niños. De hecho, creo que con la edad desaprendemos y vamos hacia atrás como los cangrejos.

    Te doy la razón en todo, menos en lo del superhéroe. Sí, tiene que haber un superhéroe, pero deja el papel estelar en el lector/cliente que dará un salto sustancial a través del contenido práctico. Si no, es muy fácil caer en el egocentrismo tan molesto de las marcas. Es mejor la figura del maestro/mentor. Tu señalas el camino, pero la persona es la que lo recorre.

    Además, es muy recomendable situarle al final del camino, describir el escenario ideal que encontrará, los beneficios que disfrutará. ¿Y que queda para nosotros?. No te preocupes, el usuario sabe perfectamente quién ha sido el artífice de su mejora y dónde tiene que acudir cuando lo necesite.

    Abrazos!

    • Hola Diego!!!
      Es que los niños son unos maestros geniales! Yo no soy madre (y no será por falta de ganas de mi pareja, jeje), pero la actitud que veo en ellos es para tenerla muy en cuenta. Y tú que eres padre y lo vives día a día ni te cuento, verdad??
      Con lo de superhéroe me quería referir a convertirte en esa referencia para el cliente, que puedes ayudarle en todo lo que puedas y que harás todo lo posible para que alcance sus objetivos (todo lo posible entre comillas porque hay clientes que se lo toman demasiado al pie de la letra y luego vienen las malas interpretaciones)
      Pero me gusta mucho tu enfoque, Diego. Tienes toda la razón en que no hay que caer del lado del egocentrismo. Hay que saber qué eres capaz de hacer, pero sin colgarte medallas innecesarias ni situarte en una posición de superioridad. Me gusta mucho tu comparativa de la figura del mentor/maestro. Sobre todo porque de esa manera proyectas una imagen de profesionalidad impecable. Muy buena idea Diego!

      Mil gracias por pasarte de nuevo, compi. Es un placer recibir tus comentarios!!
      Un besazo!

  • Hola Bea, buenas noches! cabao de ver el video que me comentaste y la verdad que las respuestas son increibles y graciosas , sobre todo la tercera imagen que le muestran y el primer niño dice que era una chica cagando jeje.

    Pero más allá de eso, también me he fijado en como todos coincidían en algo más grave o preocupante, ya que desde niños se nos inculcan valores machistas.

    Si te fijas, en todas las fotos donde salían chicas, tanto niños como niñas tenían adjetivos negativos hacia ellas (tienen hambre, están drogadas, se pelean …) mientras que las fotos donde salían chicos, los adjetivos eran todo lo opuesto (superhéroes, jefes …)

    La verdad que el video tienen mucha más miga de la que en principio podría parecer. También invito a verlo al resto de amigos del blog para que saquen sus conclusiones 😉

    • Hola Robert!
      La verdad es que sí. El vídeo denota cómo la imagen de la mujer dista bastante de la imagen que se quiere dar del hombre y eso es una semilla muy peligrosa que estamos plantando en las generaciones venideras. Es una lástima que tenga que ser un niño el que nos diga que algo está sucediendo y que esas imágenes a las que estamos tan acostumbrados no son nada buenas.

      Ya veo que eres un alumno aplicado, jejeje!! Muchas gracias por pasarte de nuevo, Robert!
      Un saludete!!!

  • ¡No te pierdas las Lecturas Recomendadas OBS de esta semana! - Tendencias e Innovacion OBSTendencias e Innovacion OBS dice:

    […] 6 lecciones de un niño sobe el marketing de contenidos […]

  • Inspirador artículo Bea! ciertamente en muchas ocasiones nos cuesta (y a mi muchísimo) quitarnos el corsé que nos impone Google con sus normas, parámetros y buenos usos, o al menos eso pensamos, pero creo que está valorando cada vez más la frescura y la naturalidad, como bien has demostrado en este post.

    En cuando a las lecciones que nos dan los niños, yo también añadiría, las frases impactantes que a veces nos sueltan jeje, auténticas bombas viralizadoras que te dejan a cuadros, sin saber muy bien como responderles (si no que se lo pregunten a mis primillos pequeños)

    Ahora que ya he tomado un poco de inspiración leyéndote, me voy a poner ya mismo con la tarea desde una perspectiva más infantil Aguu!

    • ¡Hola Robert!
      ¡Qué guay volverte a ver por aquí. Muchas gracias por tu nueva visita! 😉
      La verdad es que los niños nos pueden enseñar muchísimas cosas. Son tan naturales en sus respuestas y comportamientos que los adultos, al no estar acostumbrados a ello, nos quedamos como dices tú a cuadros.

      Creo que nunca debemos perder esa frescura y naturalidad para trabajar y vivir mejor la vida. Y para ver los problemas desde otra perspectiva. No es cuestión de quitarle hierro al asunto, pero si miramos las cosas con los ojos de un niño creo que nos irá mucho mejor. No sé si has visto hace poco un vídeo en el que le preguntaban a un grupo de niños su opinión sobre las imágenes que utilizaban las grandes firmas de moda en sus campañas. ¡Sus respuestas son buenísimas! Si no lo has visto, busca el vídeo porque es genial.

      Tú tienes una gran ventaja: y es que por tu profesión (más analítica y técnica) sabes lo que le gusta a San Google and company. Aprovecha ese conocimiento para llevarlo a un terreno más natural, más “de tú a tú”. ¡Seguro que vas a hacer un gran trabajo y te ganas la confianza de los dos bandos: los lectores y los buscadores!

      Me alegra un montón que te haya gustado el artículo, Robert. Muchísimas gracias por dedicarme tu tiempo para leerme y escribirme. Gracias, gracias!!!!
      Un abrazote!!!

      • Gracias también por tu respuesta Bea! tienes razón que al venir de una parte más técnica, como el análisis, SEO y la programación, tengo la mente cuadriculada (pero una cuadrícula diferente a la que tú cuentas jeje) y por eso me cuesta más ser imaginativo, así que tendré que aprender a cultivar más esa faceta.

        Por cierto, me apunto el video para verlo y te cuento mi impresión 😉

        • Yo admiro vuestras mentes, de verdad!! No lo veas como un handicap o un obstáculo para avanzar. De todas formas, tú también eres diseñador gráfico y esa faceta imaginativa la tienes más que cultivada. Los diseñadores sois capaces de crear cosas geniales de la nada. Lo único que te hace falta es practicar más la parte escrita para plasmar las ideas en palabras. Te puedo asegurar que con el tiempo coges mucha soltura y va todo rodado 😉

          Ve informándome de cómo vas, eh?? Un saludete, Robert!!

  • […] 6 lecciones de un niño sobre Marketing de Contenidos […]

  • Bea!!

    Que guachi tu post, me encanta!! La de cosas que nos aportan los niós cada día, y muchas sin darnos cuenta. Son un pasote!! Creo que, por mucha atención que les prestemos deberíamos de hacerlo aún más.
    A veces olvidamos el punto 2 que comentas, el de dinvertirnos. Con pequeñajos es algo taaaan fácil de hacer!!

    En fin, ahora esperaré a tu próximo post en el que me hables de tu pequeñajo/a, que ya toca, no? (jujuju lo que he dicho!!)

    un abrazo 🙂

    • Daviiiid!
      Voy a obviar tu frase final porque te tengo mucho cariño, ¿vale? Creo que, de momento, vas a tener que esperar sentado (un poquito) 😉
      Me alegra que te haya gustado, aunque algo me decía que así iba a ser porque sé cuánto te gustan los peques, jeje!

      Pues sí, compi. Aunque yo no tengo niños lo veo por los de mis amigos. Se divierten con cualquier cosa y se inventan juegos extraordinarios. En realidad nosotros también lo hacíamos hace años, pero con la madurez perdemos ese espíritu tan bonito.

      Hace una semana estuve en la playa y veía a los críos jugar en la arena y pensaba: me gustaría volver a ser niña por un día, pero con la consciencia que tengo ahora para poder disfrutar a tope de todo. Pero nos empeñamos en madurar demasiado deprisa… ¡con lo a gustito que se está haciendo el ganso, por Dios!

      Oye, ya aprovecho para decirte que he instalado un plugin para que la gente que comenta pueda dejar su usuario de Twitter y así otros lectores puedan seguirle si quieren. Te lo digo por si no te has dado cuenta y la próxima vez quieres dejarlo (o has pasado de ello, vete tú a saber, jajaja!)

      Jo! Me alegra un montón que te haya gustado. Muchas gracias por dedicarme unas líneas. Sé que eres un tío muy ocupado 😉
      Un abrazote bien grande David!!

      • jajaja Bea!! No es que haya ignorado el campo de cuenta de twitter… el tema es que en tu blog ya me salen el resto de campos rellenados, de lo pesado que soy pasándome por aquí.. y este pues al ser nuevo ni me había empanado!
        que guachi.. mola! este plugin que es el mismo que te permite piopiar que he visto por ahi en tu post? Habrá que probarlo 🙂 joé se nos acumula la faena jeje

        y para ya de dar envidia con las playas, ¿vale? te voy a etiquetar en todas las fotos de playa en cuanto pille las vacas creo.. ya verás túuu! 😛

        un besote!

        • Jajaja!!
          Ese plugin se llama Twitter Comment Field. Lleva dos años sin actualizarse, pero funciona correctamente en la versión que tengo de WordPress (4.2.2)
          Tenía ganas de utilizarlo desde hacía tiempo y lo tenía como tarea pendiente. Pero el otro día un compi me sugirió la idea en un comentario y me puse con ello para no retrasarlo más.

          El de piopiar es de Víctor Campuzano. Se llama Vcgs Toolbox y lo he instalado para sustituir a Click to Tweet. Además de eso tiene mogollón de funcionalidades más y, como explica Víctor, es un plugin que sólo consume recursos de las funciones que tengas activas. Mola un montón!! Por ejemplo, si te gusta un comentario de alguien puedes tuitearlo directamente o piopiar una frase, jeje!

          Esto se va a convertir en una guerra de deberes, jajaja! Tú procura no etiquetarme en muchas fotos porque te pongo más tareas todavía, eh??

          Un beso compi!!

        • jajaja qué crack. Molan mucho estos plugins y más si no consumen tantos recursos como éste último que comentas 🙂

          a ver si puedo ir probándolos porque se me acumula la lista de test… en fin, gracias por la info Bea, un abrazooooooo!!

  • Achurrupusqui, así de chuli este post. ¡Me ha encantado!

    Coincido con todas las lecciones y las suscribo. Pero si me tengo que quedar con una, me quedo con la de divertirse y la de nunca dejar de curiosear y la de decir siempre la verdad. Sólo esa. Jajajajaja.

    Beatriz, me has enamorado con este texto desenfadado y a la vez directo. Me gusta mucho.

    ¿Sabes? Como en todo, llega un momento en que creces y el Peter Pan se queda jugando sólo mientras tu lidias con un día a día cada vez más agobiante. A veces perdemos ese punto de niño pero gracias a posts como este, el menda aquí presente, vuelve a pensar en ello y tratar de recuperarlo.

    Gracias! 🙂

    • Ains, Víctor!
      Tengo las canillas temblando… ¡mira, mira! Bueno, imagínatelo… Como cuando el correcaminos le ponía una trampa Acme al coyote y el pobre intuía la que se le avecinaba… Pues así estoy yo a hora mismo!!
      Joder, ¡qué sorpresón más guay me acabas se dar! Y que me hayas dejado un comentario es ya la repera limonera. Gracias Víctor!!!!!

      Supongo que tú, teniendo a Marina en casa, alguna vez te habrás quedado tieso con sus comportamientos y habrás aprendido de ella un montón. Y eso que ahora es chiquitita, ya verás cuando crezca un poco más, jeje! Nos empeñamos en hacer las cosas de una manera tan complicada… erre que erre! Con lo fácil que lo haría un niño. Si te tiene que decir que algo no le gusta, ¡toma castaña!, si se tiene que poner una capa roja, ¡allá que va con su disfraz a divertirse!

      Creo que debemos recuperar un poco a ese niño para disfrutar del trabajo y, lo más importante, de la vida. Y, como diría el rey, me llena de orgullo y de satisfacción que este post te haya hecho pensar en ello, jajaja!

      Por cierto, he instalado un nuevo plugin. No sé si lo conoces muy bien. Se llama Vcgs Toolbox y es el que has utilizado para tuitear las frases. Es de un chavalín español muy majete. Yo te lo recomiendo 😉 😉

      Un abrazo muy muy fuerte y millones de gracias a ti por pasarte y escribirme!!!