Blogging

10 consejos para elegir el dominio de tu web

Como elegir el dominio web

Hace un tiempecillo sometí a esta casa a una cirugía estética en toda regla: theme premium, nuevo dominio… Todo iba (y sigue yendo) encaminado a reforzar mi marca personal.

 

Como te contaba en el post Nuevo look, nuevo nombre artístico, pero la misma esencia bloguera, el cambio de dominio fue la decisión más fácil y, a la vez, más complicada.

 

No me asustaba tanto el tema técnico como la elección correcta. ¡Ya metí la pata hace dos años y no quería volver a ser una burra!

 

Por eso, hoy me gustaría compartir contigo mi experiencia y darte unos consejos que te ayuden a elegir un buen nombre para tu web. La decisión final siempre estará en tu mano, pero nunca está de más escuchar algunas recomendaciones que te faciliten la tarea. ¿Vamos al lío?

 

10 tips que te ayudarán a elegir el dominio de tu blog

 

¿Cómo elijo el dominio de mi web?

 

Para ello, necesitarás saber ciertas cosillas que te voy a explicar a continuación. Aquí van mis 10 consejos:

#1 No tengas prisa y tómate todo el tiempo que necesites

 

Este es el mejor consejo que puedo darte (te habla la voz de la experiencia)

 

Yo quería crear un blog, pero era una cobarde integral que se escondía detrás de mil excusas para no hacerlo. Hasta que un buen día un compañero de trabajo me dio el último empujón…

 

¿Qué hice? ¡cagarla! Me apresuré tanto que no tuve en cuenta algunas cosillas y durante dos años me he comido con patatas un dominio que, sinceramente, terminé odiando.

 

Por ello, te aconsejo que no tengas ninguna prisa en elegirlo. Tómate tu tiempo, estudia los pros y contras, asesórate, haz pruebas.

 

No te precipites porque luego vienen las caras de pena 🙁 y los lloriqueos. El dominio no es un matrimonio para toda la vida, ¡ni mucho menos!. Pero si te puedes ahorrar un divorcio y volver a empezar de nuevo, mucho mejor.

 

Hazme caso… ¡tómate tu tiempo!

 

#2 ¿Marca personal o posicionamiento por palabra clave?

 

En mi caso, la marca personal arrastraba el handicap en forma de letra Ñ. Quizá para otras personas no tenga tanta importancia, pero en el mío sí porque me apellido Peña. Si hubiera optado por incluirlo como marca personal sería una blogger bastante triste, ¿no crees?  😉 

 

Lo podría haber solucionado con un dominio IDN, pero preferí barajar otras opciones más atractivas.

 

Si lo de IDN te suena un poco a chino, ¡no te preocupes!. No son más que dominios que incluyen caracteres no reconocidos como la ñ, los acentos o la diéresis. En este link encontrarás un poco más de información para que lo tengas en cuenta a la hora de elegir el nombre de tu web.

 

En la marca personal, todo dependerá del juego que puedan dar tu nombre y tus apellidos, de lo comunes que sean o de lo complicados que puedan resultar a la hora de escribir. Comienza a hacer, por ejemplo, las siguientes combinaciones:

  • nombre+primer apellido

  • nombre+segundo apellido

  • nombre+primer+segundo apellido

  • nombre+iniciales de apellidos

  • nombre+acrónimos de apellidos

  • nombre+tercer+cuarto apellido

  • apodos/alias (siempre que no sean demasiado estrambóticos o den imagen de poca seriedad)…

 

Aquí me ayudó Raúl Miruri, sugiriéndome la posibilidad de jugar con mi tercer y cuarto apellido (Macías y Hernando) Para no hacer demasiado extenso el dominio, formé el acrónimo Maher. El resultado fue beatrizmaher.com, un nombre que sonaba muy pero que muy bien.

 

Finalmente me incliné por mantener la línea de mis perfiles sociales (donde se me conoce por Beatriz Peña García)

 

¿Prefieres posicionarte por keyword?

Si prefieres posicionarte en tu nicho con una keyword, te aconsejo que construyas un dominio que incluya, además, otros términos complementarios.

 

Ten en cuenta que a estas alturas muchas de esas palabras ya están consolidadas en tu nicho y te resultará un poco más difícil posicionarte. Así que deberás añadir algo distinto que llame la atención.

 

Aunque no me importaba desligarme totalmente de mi anterior dominio web, el punto de vista de Natalia Fernández Lara me ayudó mucho a la hora de perfilar candidatos (ella apostaba por mantener un pequeño nexo)

 

Fue en ese momento cuando comencé a jugar con palabras referentes a la comunicación y al marketing (que son los ejes principales del blog) añadiendo otras que hiciesen del nuevo dominio algo diferente: relatosdemarketing, cronicasdemarketing, distritomarketing… hasta que llegué a formar el acrónimo Maycom.

 

Puedes elegir palabras que te definan a ti o que definan tu trabajo, pero que den un toque o una chispa diferente para que resulte más fácil identificarlo y recordarlo.

 

En cualquier caso, aunque optes claramente por una de las dos opciones anteriores no descartes ninguna porque, la alternativa que en un principio te parece menos atractiva, puede ser la ganadora final.

 

Prepara una lista con todas las opciones que se te ocurran

 

#3 Haz una lista

 

Anota todos los nombres que te van viniendo a la cabeza, incluso los que no contemplas a priori (marca personal vs posicionamiento por keyword) Como te decía en el primer punto tómate tu tiempo, no te satures ni te obsesiones.

 

Si en algún momento se te agota la creatividad, descansa y vuelve a empezar cuando estés más fresco.

 

No te cortes y habla con otras personas

 

#4 Consulta a otras personas

 

Aunque el dominio va a ser algo que va a definir tu sitio (y a ti), no cierres la puerta a otras opiniones. El punto de vista de terceros es el que va a despejar muchas de tus dudas y te hará ver más pros y contras de los que tú habías contemplado.

 

Yo lancé una llamada de socorro en Google Plus y entre varios compañeros hicimos un brainstorming. Además, pedí opinión a otras personas que no forman parte del mundo blogging para que me comentasen sus impresiones.

 

No todo el mundo que acceda a tu web estará familiarizado con la terminología de tu temática, así que es bueno escuchar qué pensarían si se encontrasen con una web como la tuya.

 

 

#5 ¡Ojo con los números y otros caracteres!

 

Yo cometí el error de introducir un número en mi antiguo dominio. A medida que fui aprendiendo más sobre el mundo online, me di cuenta que esto fue una equivocación ya que siempre tenía que explicar cómo se escribía (¿letra?, ¿número?)

 

Existen bitácoras cuyos nombres contienen números y son un exitazo pero si puedes evitarlo, hazlo. Y, también, evita palabras que hagan referencia a cifras.

 

Ten cuidado también con los guiones. Tendrás que aclarar si se trata de un guión medio o bajo, puede dificultar su escritura o, en caso extremo, provocar la pérdida de visitas o de correos electrónicos por omisión de este símbolo.

 

No duermas al personal y evita los dominios demasiado largos

 

#6 Intenta que el dominio no sea demasiado extenso

 

Los expertos recomiendan que un dominio sea lo más corto posible y no exceda de los 15 caracteres. Creo que este es uno de los mayores handicap que nos podemos encontrar a la hora de elegir el nombre de nuestro site.

 

Por ello, es bueno que no te centres en una sola palabra clave, sino en buscar sinónimos y alternativas viables que te ayuden a ahorrar espacio.

 

En mi caso, mi anterior dominio tenía la friolera de 27 caracteres + la extensión. Es decir, que me coroné con un nombre de 30 letras. ¡Es lo que tiene precipitarse! ¿Quieres saber cuál era? ¡Agárrate!: marketingycomunicacion3cero.com

 

Y ahora… ¿qué te parece si nos damos un descanso con la infografía? Pero no te vayas, ¡aún hay más?

 

Infografia consejos para elegir dominio

Infografía “10 consejos para elegir el dominio de tu sitio web”

 

#7 Fácil de recordar, de escribir y de pronunciar

 

Sería ideal que tu dominio contase con estas tres características, pero todo no se puede, ¿verdad? Al menos inténtalo y no te conformes con la primera idea que se te venga a la cabeza.

 

Te recomiendo que lo escribas tanto en un papel como en el teclado de tu pc o de tu móvil.

 

Y pronúncialo en voz alta para escuchar cómo suena fuera de tu cabeza. De esta manera comprobarás si existen dificultades a la hora de escribirlo o entenderlo y sopesarás mejor la elección.

 

¿Has pensado en el idioma de Shakespeare?

 

#8 ¿Por qué conformarse con un sólo idioma?

 

Tal vez te encuentres demasiado encorsetado buscando entre el vocabulario español. Te recomiendo que pruebes con términos en otros idiomas y ver qué tal suenan.

 

Piensa esas palabras en castellano y busca su traducción (por ejemplo, al inglés). Te aseguro que te llevarás más de una sorpresa por la cantidad de nuevas opciones que se te van a presentar.

 

Yo pensaba en palabras como relatos, crónicas o historias para darle un aire un poco más romántico al dominio. Finalmente surgió la palabra Tales. Como te comentaba en el post de mi restyling, tales significa cuento/historia y es un homenaje a ese escritor que todo periodista lleva dentro.

 

Si te atreves con otros idiomas, hazlo. Pero siempre valorando la dificultad a la hora de escribir o entender esas palabras.

 

10 consejos para elegir el dominio de tu web #BloggingTips #Infografía - piopialo          

 

 

#9 Elige la extensión y comprueba su disponibilidad

 

Una vez hayas seleccionado los nombres que más te encajan, escoge la extensión más adecuada al mercado al que quieres dirigirte. Por ejemplo si tu web está enfocada exclusivamente al público español, apuesta por la extensión .es.

 

En cualquier caso, con la herramienta Search Console (antiguo Google Webmasters Tools) podrás indicar a Google qué segmentación internacional encaja más con tus prioridades.

 

Además, con la proliferación de nuevas extensiones afinarás aún más en tu elección. Si tu web está orientada a los juegos online, puedes contratar la extensión .casino, por ejemplo.

 

Todo dependerá del dinero que quieras invertir anualmente en el registro. Existen numerosas páginas en las que consultar la disponibilidad. Dondominio es un sitio bastante sencillo y donde realicé todas mis consultas.

 

En este punto te aconsejo que elijas un nombre que esté libre en todas sus extensiones. Por ejemplo, si te gusta lawebdepepe y este dominio ya existe con la extensión .com, descártalo y prueba con la siguiente opción de la lista.

 

Te recomiendo esto porque muchos usuarios pueden aterrizar en tu web por error, provocando tasas de rebote más altas.

 

Si da la casualidad que la página que buscan es de tu misma temática se quedarán más tiempo en tu sitio. Pero yo no soy partidaria de aprovechar este tipo de recursos basados en la estela de otros sites.

 

Tu dominio debe ser único cuando lo contrates.

 

En mi caso, una de las opciones que tenía en mente era beatrizpgarcia pero fue descartada, entre otras razones, porque ya existía con una determinada extensión.

 

Siéntete cómodo con tu nueva identidad digital ¡Y a volar!

 

 

#10 Siéntete a gusto con tu identidad

 

Como consejo final (pero no menos importante), elige un nombre con el que te sientas a gusto e identificado. Yo no lo estaba y era un lastre que llevaba arrastrando durante mucho tiempo. Quizá pienses que no he hecho la mejor elección, pero creo que este dominio va conmigo y con mi personalidad.

 

Es una de las recomendaciones que me dio mi amigo David Pinazo. Entre otras cosas me aconsejó que cambiase de nombre si no estaba convencida y que eligiese uno con el que me sintiese mínimamente identificada.

 

Esa visión más personal de David tuvo mucho peso en mi decisión, anteponiendo Maycom Tales a otras opciones.

 

Por eso yo también te recomiendo que, además de las cuestiones técnicas, tengas también en cuenta razones más subjetivas basadas en sensaciones y emociones.

 

 

Y hasta aquí el post de hoy. Se me ha ido un poco de las manos, pero quería darte los mejores consejos para ayudarte en este tema.

 

Está claro que el éxito o fracaso de tu web dependerá del contenido que aportes a tus seguidores y de tu forma de comunicarte con ellos, pero siempre es mejor empezar con buen pie en el mundo blogging.

 

¿Y tú?, ¿cómo elegiste el nombre de tu casa virtual?, ¿te costó mucho trabajo o fue una cosilla rápida?, ¿quieres añadir alguna recomendación más? ¡Ya sabes dónde te espero!

 

Imagen de cabecera: Gratisography.com

Imágenes de viñetas e infografía: Freepik.com

 

Autor

Beatriz Peña García

Soy periodista de vocación, marketera por una carambola del destino y madre de esta criatura llamada Maycom Tales. Curiosa empedernida, me gusta irme a la cama con una nueva lección aprendida.
Mi sueño es sentarme en un escalón cualquiera de Nueva Orleans y escuchar los acordes de una armónica y una guitarra tocando el blues más puro.

¿Me cuentas algo?

diez − tres =

Información acerca de la Política de Privacidad de este blog

Responsable: ¡Yo misma! Beatriz Peña García.

Finalidad: necesito estos datos básicos (nombre y mail) para moderar y responder los comentarios que dejes en este post.

Legitimación: tu consentimiento

Destinatarios: tus datos serán alojados en los servidores de Raiola Networks (mi proveedor de hosting) y que cumple con el RGPD.

Tiempo de conservación de tus datos: en cuanto me lo pidas, los elimino ¡sin más!

Derechos: tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos en cualquier momento, así como a presentar una reclamación ante la autoridad de control (AEPD)

Información adicional: puedes consultar info detallada sobre Protección de Datos Personales en mi web + info

27 comentarios

  • Joe Bea, peazo narradora estás hecha, el Tales, te viene al pelo. Me ha flipado cómo has ido desarrollando la explicación de tu elección a la vez que regalabas maravillosos tips para acertar con el dominio. Cuando yo elegí el mío, sinceramente no lo pensé, sino, quizás hubiera obviado el 2.0. Pero en ese momento era la frase que reflejaba mi estado actual y mi cabezoneria por hacerme con el mando de algo que se me hacía muy cuesta arriba pero a la vez me atraía con demasiada fuerza. Quizás era por el reto que suponía. Ahora que ya se más que entonces (aunque me queda mucho por trillar) sigo estando igual de cómoda con él. Incluso me han comentado que es un nombre muy acertado, porque es precisamente lo que le pasa al público al que me dirijo, que intentan comprender todo esto a porrazos. Así que, aunque no aconsejo a nadie que escoja con ligereza algo tan delicado como el nombre que va a abanderar tu marca, la verdad es que siento que acerté a la primera y con este me quedo. El tuyo no lo entendía al principio, pero ahora que lo has explicado creo que ha sido la elección perfecta y me encanta, un besote compi!

    • ¡Hola mi niña!
      A mí tu nombre me parece muy acertado y que va mucho con tu personalidad. Cuando lo vi por primera vez dije ¡toma ya! Esta chica ha acertado de lleno. Al final se trata de una elección muy personal y tienes que estar a gusto con ello. Puedes guiarte por ciertas pautas y tener en cuenta ciertas cosas, pero al final lo que cuenta es estar conforme con la elección.

      Y mi dominio no es precisamente fácil y se salta varias de las pautas que doy para tomar la decisión, pero reflejaba lo que quería transmitir: una “contadora de historias”
      Mi primera elección fue fruto de la ilusión por emprender mi nuevo proyecto que derivó en ¡venga, venga, quiero mi blog ya! Pero no es algo de lo que me arrepienta hasta flagelarme. Eso me ha ayudado a hacer las cosas con más calma después y a aprender de la experiencia. Para mí, mi cambio de dominio no ha sido nada traumático (ni personal, ni técnicamente), pero sí que reconozco que si quieres evitarte de nuevo el proceso no debes hacer las cosas a la ligera. Por eso aconsejo a la gente que no tenga prisa y ponga unas gotitas de paciencia al tema, jejeje!!

      Muchísimas gracias por venir, Raquel. Me encanta verte por aquí mi niña!!
      Un abrazote mú gordo!!

  • Hola Beatriz,
    Me ha encantado tu post, me encuentro justo en ese momento de decir el nombre del dominio y no me está resultando nada fácil. Creo que es una decisión muy importante y en la que hay que pensar bien sobre las consecuencias.

    Muchas gracias por el post, sin duda va a serme de gran ayuda.
    ¡Saludos!

    • ¡Hola de nuevo Al!
      La verdad es que no es una tarea fácil. A priori, cuando te ronda la idea de crear una web/blog lo ves más sencillo pero cuando te pones a ello… ¡madre mía!. Mira lo que me pasó a mí, que por querer ir muy deprisa al final tuve que hacer un cambio de dominio, etc., aunque también te digo que no ha sido nada traumático (me puse en manos de los expertos de Raiola) y que he aprendido muchísimo de la experiencia (ha sido toda una aventura, jejeje!!)

      Si necesitas ayuda ya sabes dónde encontrarme, ¿vale? Será un placer echarte un cable, compi. Y cuando tengas el blog montado avísame, porfa. Hay que promocionarlo a lo bestia!!!

      ¡Un abrazo grande!!

      • Muchísimas gracias Beatríz por tu apoyo y por prestarte a echarme un cable. En cuanto lo tenga preparado te lo diré para que me des tu opinión.

        ¡saludos!

  • Hoy he descubierto tu blog y me ha encantado! No sé cómo era antes pero ahora es genial, felicidades. Haces unas infografías muy chulas.

    Respecto a tu artículo, aquí estoy yo, en fase de crear mi blog y cuanto más leo, más miedo me entra, jajajja… Hay que tener tantas cosas en cuenta. Yo pensaba ponerle al blog el mismo nombre de usuario de twitter, no sé…. seguiré investigando…. Estoy bastante pez en todo!

    Nos vemos en Twitter 😉

    • ¡¡Hola Elena!!
      Me alegra muchísimo que te guste el blog y el contenido. Voy trabajando día a día para ir mejorando. ¡Gracias por tus palabras!

      Yo te animaría a crear tu propia bitácora. Es un mundo apasionante, de verdad.
      Pero debes tener en cuenta que hay que tener paciencia para aprender y obtener los resultados esperados.

      Conozco esa sensación de infoxicación: todo parece importante, verdad? Artículos de uno y otro… No te preocupes, con el paso del tiempo aprenderás a diferenciar lo importante de lo superficial, lo realmente necesario de lo accesorio o secundario…

      Tu usuario en TW me parece bastante curioso, pero sopésalo junto con otras opciones. No te quedes sólo con la primera opción y haz un brainstorming 😉

      Para lo que necesites aquí me tienes, Elena.

      Un fuerte abrazo y mil gracias por pasarte y comentar 😊

  • Esa Bea como mola se merece una olaaaaaaaaaaaa!!!
    Ya estoy por aquí, a ver si te pensabas que iba a dejar pasar por alto uno de tus peazo posts, tsss.. ¡Empezamos!

    Antes de nada, muchas gracias por tu mención.. Creo que disfrutamos todos los que participamos en ese brainstorming en tu querido G+, dio mucho de sí y salieron ideas muy molonas, así como técnicas de las que todos aprendemos, que al final es uno de los objetivos de ser blogger (o #ActitudBlogger como díría el bueno de Jj :P)

    No te voy a volver a tirar florecillas con tu operación 2.0 de marca personal, pero ya sabes que me gusta mucho, pero sobre todo tus infografías divertidas y 100% comunicativas 😀

    En fin, enhorabuena por otro post, y yo voy a seguir poniéndome al día de todos los millones de correos que tengo pendientes…

    ah por cierto, por aquí también.. FELICIDADES por tus esperados 18 añitos moza! jujuju

    un abrazo!

    • Daviiiiiid!
      Jajajaja!! Me parto contigo, de verdad!! Eres un gansooooo!! 😉
      ¿Qué tal las vacas?? Si te digo la verdad, me alegro un montón que hayas estado missing y que hayas desconectado por unas semanas. Te he echado un montón de menos, pero creo que necesitabas perderte un poco porque llevas un año de aupa…. Me preocupaba un poco que siguieses al pie del cañón. Yo me lo hubiese pasado pipa con tus post y tus comentarios pero necesitabas ese parón, amigüito.

      La verdad es que ese momento googleplusero fue ideal para terminar de tomar impulso y lanzarme, jeje!! Y no me tienes que agradecer la mención, al contrario. Soy yo la que nunca me cansaré de agradeceros esa ayudita que me prestasteis entre todos.

      Muchas gracias por tus palabrillas, compi. Me alegro un montón que te haya gustado el post y que te guste el nuevo rumbo de mi brújula 2.0. Las infografías las voy puliendo poco a poco, jeje!!

      Y muchas gracias por la felicitación. ¿Has visto? 18 añitos no se cumplen todos los días… ains… 18×2 me han caído!!! Mae mía, me hago vieja y pellejaaaaaa!!
      Un abrazote!!!!

  • Hola Bea!!
    Muchísimas gracias por la mención, estuvo muy bien el brainstorming de ideas 😉
    Ya te lo comenté en su momento y me reafirmo me gusta mucho MaycomTales. La elección del nombre de dominio es una de las cosas más complicadas cuando empiezas en el blogging. En mi caso decidí enfocarlo hacia el ámbito profesional y hubiera estado mejor hacerlo más corto, pero bueno. Tus consejos ayudarán mucho a los que se lancen a la aventura.
    Un abrazo grande.

    • Hola Natalia!!
      No hay nada que agradecer, guapis. Es lo mínimo que podía hacer con la ayuda que me prestasteis entre los tres. Para que luego digan que Google Plus no vale para nada, jeje!!
      Tenía algunas ideas en la cabeza, pero creo que sin vuestras opiniones no lo hubiese tenido tan fácil, de verdad.

      Pues fíjate en una cosa: tu dominio es más largo de lo habitual, pero creo que contiene unos términos que hacen que se te quede en la memoria sin ningún tipo de esfuerzo. Al menos a mí me ha pasado y creo que encaja perfectamente contigo.

      Como decía en el post, al final lo que va a determinar el éxito de un blog no es un dominio u otro, sino la calidad de lo que ofreces y cómo te comuniques con las personas que reciben tus contenidos. Y en tu caso, tu dominio me encanta por lo que transmite, tu blog es una preciosidad y rebosa calidad por los cuatro costados y tú eres una crack!! 😉

      Gracias, pikiñuca, por pasarte y dejarme tus palabrillas!
      Un abrazote grande para ti también!!

      • Bea, tú si que eres una súper, ultra, mega crack! Lo demuestran tus excelentes contenidos y lo bien que comunicas. Te agradezco mucho tu opinión sobre mi dominio porque sólo tenía las impresiones de mi entorno cercano. 🙂

        • Jajaja!! Muchas gracias compi! En todo caso sería una mini crack porque mido un metro y medio, jejeje!! Gracias por tus palabras, Natalia!
          Pues de verdad que a mí me encanta tu dominio. Como te decía ayer, transmite mucho y en una primera impresión ya te dice qué vas a encontrar en tu blog (cosa que el mío no, jeje!!)
          Sigue así Natalia! Me encanta cómo escribes!! Lo haces todo tan sencillo que da gusto 😉

          A ver si un día quedamos y nos desvirtualizamos para darnos un achuchón, vale??
          Un abrazote!!!

  • Muy buenos consejos como siempre, Bea.

    Yo con el mío decidí no comerme demasiado la cabeza y optar por mi nombre para reforzar mi marca personal. De todas formas, como mi primer apellido es bastante común tuve que poner también el segundo y quizá quede un poco largo pero al menos cuando escribo mi nombre en google salen un montón de posts del blog, je, je, je.

    Creo que has acertado con tu nuevo dominio y además le das al blog un aire muy internacional para poder comerte el mundo.

    • Hola Itziar!!
      Con tu nombre lo tenías muy fácil porque no es muy común, jeje!! Pero es precioso, todo hay que decirlo. Tener nombres fuera de lo habitual te facilita bastante la tarea a la hora de apostar por marca personal. Y tienes toda la razón!! Cuando busco tu blog en Google me salen cantidad de entradas tuyas ¡es una pasada! 😉

      De verdad, muchísimas gracias Itziar. Cada vez que me dejas un comentario todo son buenas palabras. Te lo agradezco mil!! Eres una grandísima compañera!
      Un abrazo muy grande!!

  • ¡Hola Bea! me encantan estos artículos en forma de relato que te gastas jeje La verdad que si te contara la cantidad de errores y metidas de pata que he tenido yo….pero hay que verlo de una manera positiva, si no los cometes, no los corriges, y de ese modo uno de va haciendo más experto.

    En mi caso, opté por la opción de nombre + cuarto apellido, porque el tercero es con ñ y el segundo es una apellido bastante, como decirlo, mmm poco usual y además era un poco largo.

    Por cierto, el de beatrizmaher sonaba muy bien, tipo arquitecta alemana por lo menos jeje

    Cuando quieras estás invitada a mi nuevo blog, pero traete también a unos cuantos amigos 😛

    ¡Nos vemos!

    • Rooobeeeert!!!
      No me mates, porfi!!! Ayer por la noche comprobé cómo iba tu blog y ya vi que había desaparecido el modo mantenimiento. Tengo pendiente leerte y postear en las RRSS tus artículos. No creas que me he olvidado. En cuanto tenga un ratín te leo con calma y te ayudo a difundir ¡eso tenlo seguro!

      Estoy de acuerdo contigo. Yo suelo aprender con facilidad, pero cuando meto la pata y veo dónde y por qué lo he hecho mal… ahí es cuando aprendo de verdad y corrijo lo anterior.

      ¿A que mola Beatrizmaher? A Raúl Miruri le encantó y me dijo lo mismo… que parecía alguien alemán importante, jejeje!! 😉 La pena es que ya llevaba tiempo como Beatriz Peña en mis perfiles sociales, sino… Si es que al final los terceros y cuartos apellidos son los grandes olvidados ¡y mira el juego que dan!

      Y ahora mismo actualizo el post del restyling e incluyo el link a tu blog, OK?

      Un besote, Robert y mil gracias por tus comments! Son un chute de energía!!

  • Hola Bea 🙂

    Me gustan muchos los cambios que has hecho en tu marca personal y en tu blog, sobre todo después de leer la explicación.

    Muy buen post. Un beso!

    • Hola Max!!!
      Para cambios los tuyos, compi!! Mae mía que pedazo de restyling!! Me parece una auténtica pasada cómo has dejado a tu criatura. Mira que era cuqui antes, pero ahora es… súper cuquiiiii!!, jejeje!! 😉

      Muchas gracias por tus palabras Max. Me alegra un montón que te guste la línea que estoy siguiendo y que te haya gustado el post.
      Eres un soleteeeeeee!!! Besos!!

  • Hola Beatriz, buenos consejos para poner un poco de orden a eso a lo que todos nos enfrentamos alguna vez y que es a veces la primera y gran decisión que tomamos, puesto que el hosting o el theme lo podemos cambiar de forma más o menos fácil en cualquier momento, pero el dominio si ya llevamos un tiempo no es tan fácil y puede afectar mucho un cambio.

    A mi me resulto fácil elegirlo en su día, vengo desde hace años usando el mismo de mi marca personal, eso sí, no pude elegir el .com (aunque nadie lo está usando actualmente) y me tuve que conformar con el .es que si tu público es de idioma español y principalmente de España no es para nada un problema.

    Saludos.

    • Hola RaMGoN!!
      Cierto, hay que cosas que se cambian mil veces en un blog (plugins, themes, imágenes…), pero el tema del dominio es más complicado. Cuando me cambié de proveedor de hosting y de dominio la empresa que contraté hizo toda la parte técnica y en ese sentido estuve más tranquila. A mí me ha compensado con creces el embolao en el que me metí hace unas semanas (aunque también es cierto que llevaba poco tiempo publicando y que hice muchos cambios, no sólo el del dominio)

      A mí tu nombre me encanta. Es tan diferente que es imposible no acordarse de él. Creo que a veces nos centramos demasiado en los nombres estandarizados y perdemos la oportunidad de destacar y sacar la chispa e imaginación que llevamos en el interior. Tú dominio y tu marca son un buen ejemplo, jeje!!

      Muchas gracias por tu comentario, compi y me alegra que te haya gustado el post!
      Un abrazo!!

      • Bueno, míralo por el lado positivo Max. Ahora a todos nos da por poner el .com… Así os diferenciáis más del resto. 😉